16 Oct / 07:00 am

Se esfuman las posibilidades de un segundo paquete de rescate antes de las elecciones en EEUU

Los demócratas exigen un plan de más de dos billones y rechazan una alternativa parcial que alivie a Donald Trump de cara a las elecciones. En tanto, no hay unidad en las filas republicanas, ocupadas en la confirmación de la candidata a la Corte Suprema

-A +A

Las posibilidades de que el Congreso apruebe un estímulo antes de las elecciones prácticamente se han evaporado y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, culpó a la política de socavar las negociaciones que duran ya meses.

“En este punto, hacer algo antes de las elecciones y ejecutarlo sería difícil, teniendo en cuenta donde estamos en el nivel de detalles”, dijo Mnuchin en la Conferencia Global del Instituto Milken. Con un acuerdo fuera de alcance, las dos partes en las conversaciones se culparon mutuamente del fracaso.

Mnuchin mostró su acuerdo en respuesta a una pregunta de que “parte de la realidad” es que los demócratas están frenando las negociaciones por el optimismo de que ganarán una mayoría en el Senado el 3 de noviembre y no quieren darle al presidente Donald Trump algo que promocionar ahora en la campaña. El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo en una entrevista en CNBC que la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, “nos sigue encadenando” en las negociaciones. Calificó a Mnuchin de “frustrado”.

Pero los demócratas respondieron que la Casa Blanca nunca se tomó la pandemia del coronavirus ni la necesidad de otro estímulo lo suficientemente en serio como para centrarse en un acuerdo y han sido socios de negociación incoherentes e impredecibles.

Los líderes demócratas, Nancy Pelosi y Chuck Schumer (Reuters)Los líderes demócratas, Nancy Pelosi y Chuck Schumer (Reuters)

“Las sillas musicales de quien está negociando esto son interminables”, dijo el representante Gerry Connolly, de Virginia. “Incluso el presidente, en la confusión de los tratamientos para el Covid, ha cambiado de opinión sobre lo grande, lo pequeño, o si llegar a un acuerdo”.

Pelosi dijo a MSNBC el miércoles por la noche que, si bien aún era posible un acuerdo, las dos partes seguían muy distantes en lo que respecta a la seguridad de los trabajadores, la financiación escolar y un plan de pruebas estratégico, entre otros temas. Añadió que continuaban las negociaciones sobre un plan de prueba.

El responsable del Departamento del Tesoro, que tiene previsto viajar a Medio Oriente la próxima semana, hizo sus comentarios tras una larga serie de llamadas con Pelosi que no lograron sellar un acuerdo. Mnuchin dijo que esperaba apoyo bipartidista para la idea más reciente del líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (una votación sobre un proyecto de ley limitado para ayudar a las pequeñas empresas la próxima semana), pero los líderes demócratas no ven con buenos ojos medidas parciales ahora.

La incapacidad de lograr un acuerdo tras meses de negociaciones ha provocado crecientes tensiones, y cada lado ha sufrido un aumento de las tensiones internas a medida que queda claro que no habrá un proyecto de ley de gastos que presentar a la ciudadanía.

Después de que McConnell hiciera público su plan el martes, Trump tuiteó que el Congreso debería “ir a lo grande o irse a casa”.

Los demócratas viven sus propias tensiones. Pelosi se enfureció durante una entrevista con CNN el martes por la tarde cuando se le preguntó sobre los demócratas que instaron a revisar nuevamente la oferta de estímulo de US$1,8 billones de la Administración Trump. “No tienen idea de los pormenores. No tienen idea de la redacción del texto”, dijo Pelosi sobre los demócratas que piden un acuerdo ahora. “No están negociando esta situación”.

(Con información de Bloomberg via Infobae)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *