28 Sep / 01:11 pm

Perú: Corte anula fallo rebaja de pena a militares

Associated Press

-A +A

LIMA (AP) — La Corte Suprema anuló un polémico fallo que rebajó la condena que cumplen 15 militares por homicidio luego de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos pidió dejar sin efecto la decisión.

“Nos hemos sometido a una jurisdicción internacional que revisa la actuación de los poderes públicos”, dijo el viernes el presidente del Poder Judicial César San Martín en declaraciones a Radioprogramas.

San Martín dijo la noche del jueves a la televisora Global que cuatro de cinco jueces de la Sala Penal Permanente anularon la sentencia. “Esto ya es definitivo”, precisó.

El presidente del Poder Judicial agregó que también se ordenó la captura de uno de los integrantes del grupo de militares, Alberto Pinto, quien fue liberado en julio debido al cumplimiento del fallo declarado nulo.

En julio se rebajaron las condenas de 15 militares que entre 1991 y 1992 bajo el conocimiento del entonces presidente Alberto Fujimori asesinaron a 25 civiles, entre ellos un niño y un periodista, acusándolos de ser rebeldes. La sentencia indicaba que los 25 asesinatos no fueron “delitos de lesa humanidad” sino homicidios, lo que en la práctica permitía que los beneficiados puedan dejar la cárcel antes del tiempo real en que finaliza su condena.

Los militares mataron a balazos en 1991 a 15 vecinos de una zona cercana al Palacio de Gobierno que participaban de una fiesta. Entre los muertos había un niño de ocho años. En 1992 asesinaron a nueve campesinos y al periodista Pedro Yauri, crítico del gobierno de Fujimori, cuyos restos nunca fueron hallados.

La justicia comprobó en diversos juicios adicionales que los mencionados militares, conocidos como miembros del grupo Colina, mataron en total a 53 civiles entre 1991 y 1996. Disponían de dinero, seguro de salud, carros, armas y lugares de entrenamiento otorgados por el gobierno de Fujimori bajo la fachada de ser una empresa de proyectos urbanísticos.

El fallo de julio provocó fuerte indignación entre los familiares de las víctimas y activistas de derechos humanos.

 
Copyright 2012 The Associated Press

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *