06 Jul / 07:30 am

Siete datos clave que debes conocer sobre el brote de algas tóxicas en Florida

La semana pasada, el gobernador de Florida, Rick Scott, declaró el estado de emergencia en cuatro condados, debido al brote de algas verdes tóxicas, destructoras del frágil ecosistema de los estuarios ocasionado por las descargas de agua del lago Okeechobee

-A +A

En un principio, la medida fue declarada para St. Lucie y Martin, ambos en la costa sureste del estado, y ahora se extendió al condado de Palm Beach y a Lee.

A propósito de esta situación, el senador Marco Rubio pidió al presidente Barack Obama que declare estado de emergencia para ayudar a empresas afectadas por el masivo brote de algas.

El Senador por Florida recorrió el viernes una parte del río St. Lucie, donde fango maloliente está ensuciando una zona promovida como “Treasure Coast” de Florida.

El problema de las algas tóxicas puede parecer que salió de la nada, pero la crisis ambiental había dado señales de advertencia.

A continuación, lo que debes saber sobre este problema:

1. El alga verde-azul, también conocida como “guacamole”, que ha infestado varias playas de la Florida, es una sustancia viscosa, tóxica, con una consistencia espesa, como la del dentífrico. Es perjudicial para la vida silvestre, las plantas y, en algunos casos, los seres humanos. Normalmente, estas algas se desarrollan en lagos ricos en nutrientes que contienen altos niveles de fósforo y nitrógeno. En Florida, las temperaturas también pueden proporcionar las condiciones ideales para la proliferación de algas.

2. El brote de estas algas en Florida puede haber sido “provocado por las aguas residuales de fertilizantes y la contaminación del estiércol que el estado no ha regulado adecuadamente”, según un portavoz de Earthjustice.

3. Las algas, también conocidas como cianobacterias, se originaron en el lago Okeechobee. El 30 de enero, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército comenzó el vertido de agua proveniente del lago en el estuario de Santa Lucía para evitar las inundaciones. Las descargas del lago Okeechobee al océano fue lo que dio lugar a la crisis ambiental actual. El gobernador Rick Scott declaró el estado de emergencia el 1 de julio.

4. Una represa del lago estaba liberando hasta el 1 de julio unos 85 metros cúbicos de agua por segundo, de acuerdo al Cuerpo de Ingenieros del Ejército. “Esas aguas tienen altos contenidos de nutrientes, especialmente fósforo y nitrógeno, y eso es lo que dispara la floración de las algas”, explicó Henry Briceño, investigador de la Universidad Internacional de Florida, según BBC. El movimiento de agua no debería generar ningún tipo de “guacamole” de algas por sí mismo, pero el problema es que es agua contaminada.

5. Las playas de Martin, St. Lucie, Lee y Palm Beach se han visto afectadas por el lodo tóxico, razón por la cual se emitieron alertas para cada condado.

6. ¿Cuáles son los riesgos para la salud? En los seres humanos, las algas pueden causar erupciones cutáneas y provocar náuseas, problemas respiratorios, calambres, diarrea y vómitos si se ingiere. Los efectos a largo plazo incluyen daño hepático y renal, y posible daño al sistema nervioso. No se puede consumir pescado de áreas afectadas con la floración y sus alrededores. En la vida silvestre, las algas tóxicas pueden matar a la hierba marina y a animales pequeños, como camarones y cangrejos.

7. El Ejército comenzó a reducir el vertido en el estuario de St. Lucie y Caloosahatchee.

 

Fuente: Miamidiario.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *