20 Nov / 04:45 pm

Pacientes de Florida ordenaron 57 toneladas de marihuana medicinal fumable en seis meses

-A +A

Más de 18.2 millones de onzas de marihuana medicinal fumable fueron ordenados por 128,040 pacientes en un período de seis meses, indica un nuevo informe estatal.

Eso significa 113,922 libras, o 57 toneladas, de la hierba.

El informe, compilado a nombre de la Junta de Medicina y la Junta de Medicina Osteopática estatal, muestra que 44% de 291,865 pacientes certificados para usar marihuana con fines médicos hasta el 30 de septiembre la fuman.

Aunque el informe sigue la pista al uso de la marihuana con fines médicos en los 12 meses transcurridos entre el 1 de octubre de 2018 y el 30 de septiembre de 2019, la información sobre la marihuana fumable solo sigue la pista al uso de la droga en un período de seis meses. Eso se debe a que fue en marzo que se legalizó la marihuana fumable para uso médico en la Florida.

“Yo pensé que serían más”, dijo Ron Watson, cabildero de la marihuana médica, del número de pacientes que fuman cannabis con fines medicinales.

Los electores de la Florida aprobaron en 2016 una enmienda constitucional que legalizó ampliamente la marihuana para uso médico en el estado, pero los legisladores inicialmente prohibieron la droga en su forma fumable. Eso cambió después que el gobernador Ron DeSantis asumió el cargo en enero y presionó a los legisladores a eliminar esa prohibición.

Las personas pueden usar marihuana médica para tratar 10 enfermedades específicas, como cáncer, VIH, y estrés postraumático. Además, personas que sufren de enfermedades terminales y de dolor crónico no maligno pueden cumplir los requisitos para usar marihuana.

Algunos pacientes tienen más de una enfermedad que cumple los requisitos y otros pueden recibir la certificación para usar cannabis con un contenido bajo de THC, el ingrediente activo de la marihuana, o tipos de la hierba que puedan hacerlos sentir el efecto psicotrópico o ambas cosas.

La mayoría de los pacientes que cumplieron los requisitos, 162,277, solamente tenía una enfermedad. Un número pequeño, 5,644, sufrían de cuatro o más enfermedades calificadas, mostró el informe. El 34% de los pacientes cumplió los requisitos para el uso de marihuana médica para dolores crónicos por razones no malignas, seguidos de una amplia categoría, 29%, que presenta síntomas similares, y 22.6% por estrés postraumático.

En general, 1,487 médicos certificaron pacientes para usar marihuana médica durante el período de 12 meses del informe. El 9% de esos médicos son responsables del 61% de las certificaciones.

medical marijuana.jpg
Un gerente de laboratorio sostiene una muestra de marihuana en Oakland, California, en una imagen de 21 de junio de 2018. Jeff Chiu AP

Un borrador del informe liberado este verano provocó preocupación entre algunos médicos que integran la Junta de Medicina y la Junta de Medicina Osteopática, quienes dijeron que el uso de la marihuana con fines médicos puede convertirse en algo similar a la crisis estatal de los analgésicos fuertes.

Pero Watson dijo que ese no es el caso y afirmó que con frecuencia es más fácil para los médicos referir pacientes a médicos que saben están dispuestos a otorgar la certificación que certificarlos ellos mismos.

“No es un proceso automático. Yo diría que es la forma en que se creó el sistema”, dijo.

Por ejemplo, Watson dijo que los médicos se muestran renuentes a discutir opciones de marihuana medicinal si las visitas de los pacientes se facturan a compañías de seguro. Eso se debe a que el tratamiento con marihuana medicinal no está cubierto por los seguros, aunque el paciente le pregunte al médico por las opciones de tratamiento.

“Al final les resulta negativo”, dijo Watson, señalando que un médico que conoce ha establecido una entrada separada en su consulta para los pacientes de marihuana medicina como medida de precaución.

“Es más fácil referir la persona a otro médico”, dijo Watson.

El informe también indica que 257,381 pacientes —88%— fueron certificados por un solo médico.

El informe se basa en información del Registro de Uso de Marihuana Médica, que contiene datos sobre los pacientes y los médicos que los certifican. También usa información de una base de datos de una agencia que controla la licencia profesional a los médicos tradicionales y osteópatas.

Los miembros del Panel de Revisión de Certificación de la Junta de Medicina y la Junta de Medicina Osteopática revisarán el informe y discutirán recomendaciones a la Legislatura en una reunión el 5 de diciembre en Altamonte Springs.

El estado tiene 180 dispensarios donde los pacientes autorizados pueden comprar una amplia variedad de productos de marihuana. Dos comités políticos están tratando de incluir enmiendas constitucionales en la boleta de 2020 para legalizar la marihuana recreativa para los adultos.

 

 

 

Fuente: El nuevo herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *