13 Jul / 06:43 pm

En junio se dispararon los precios al consumidor en Estados Unidos

Los precios al consumo aumentaron bruscamente en junio, en un 5,4% por encima del comportamiento del mismo período del año pasado. En el 2020 sin embargo, la economía estaba deprimida por el confinamiento de la pandemia.

-A +A
Billetes de un dólar que han sido depositados en un frasco de propinas en un lavado de autos en el distrito de Brooklyn de Nueva York, el 21 de enero de 2020.
Billetes de un dólar que han sido depositados en un frasco de propinas en un lavado de autos en el distrito de Brooklyn de Nueva York, el 21 de enero de 2020.

WASHINGTON DC – Los precios al consumidor de EE. UU. aumentaron drásticamente en junio, un 5,4% más que hace un año. Fue el mayor aumento anual desde 2008, ya que la economía más grande del mundo se recupera de los efectos de la recesión provocada por la pandemia de coronavirus.

La tasa de inflación de EE. UU. aumentó nueve décimas por ciento en junio en comparación con mayo, ya que la Oficina de Estadísticas Laborales del gobierno confirmó el martes lo que los consumidores ya saben cuando compran comestibles, automóviles, muebles, ropa y más, que los precios están aumentando.

Los precios han sido más altos en los últimos meses porque los nuevos números se están comparando con los precios que cayeron durante los peores días de la pandemia hace un año, cuando muchas empresas redujeron sus operaciones y, en algunos casos, recortaron los precios para mantener a sus clientes.

Pero otros factores están haciendo subir los precios. Algunos economistas dicen que los precios al consumidor han subido debido a la demanda de los compradores, con personas listas para gastar nuevamente después de la pausa de un año del coronavirus y la incapacidad de algunas empresas para mantenerse al día con su producción y oferta.

Los costos de envío también han aumentado y algunas empresas se han visto obligadas a pagar salarios más altos para atraer a trabajadores, costos que están trasladando a los consumidores.

Los autos nuevos y usados, y los precios de los viajes aéreos, hoteles, alquiler de autos, entretenimiento y recreación, todos los cuales se vieron fuertemente afectados por la pandemia, se encuentran entre los sectores de la economía estadounidense con los aumentos de precios más pronunciados en la actualidad.

Los funcionarios gubernamentales y los formuladores de políticas del banco central del país, la Reserva Federal, han estado observando de cerca el aumento de los precios al consumidor. Pero hasta ahora, han sostenido que la inflación que atraviesa la economía disminuirá a medida que la cadena de suministro de bienes de consumo mejore tras el período de la pandemia.

Los precios han aumentado más rápido de lo que predijeron los funcionarios de la Fed a principios de este año, y los responsables políticos están sopesando cuál es el mejor momento para retirar el apoyo crediticio para la economía en recuperación.

La economía estadounidense avanzó un 6,4% en los primeros tres meses del año y los economistas encuestados por The Wall Street Journal esperan que el Departamento de Comercio informe a finales de julio que creció un 9,1% en el período de abril a junio.

 

 

Fuente: VOA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *