05 Jun / 09:23 am

Desempleo en EEUU: tasa baja de 14.7% a 13.3% tras inesperada recuperación

Entre los hispanos, que trabajan en sectores donde el impacto del coronavirus fue más intenso, las cifras de los últimos meses han mostrado un incremento abismal

-A +A

Washington D.C. El gobierno reportó este viernes las cifras de empleo en mayo, que mostraron sorpresivamente que los empleadores añadieron 2.5 millones de trabajos el mes pasado y que la tasa de desempleo bajó, de 14.7% a 13,3, segùn dijo la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés).

El informe fue mucho mejor de lo que los economistas esperaban, pero vale acotar que el gobierno indicó que las cifras podrían ser revisadas debido a que hubo una gran cantidad de trabajadores que fueron clasificados como empleados pero ausentes del trabajo.

Como fue el caso en marzo y abril, los entrevistadores fueron instruidos para clasificar a las personas como empleadas aunque estuvieran ausentes del trabajo debido a coronavirus. BLS y la Oficina del Censo están investigando por qué este error de clasificación sigue ocurriendo y están tomando pasos adicionales para abordar el problema.

Entre los hispanos, que trabajan en sectores donde el impacto del coronavirus fue más intenso, las cifras de los últimos meses han mostrado un incremento abismal. En mayo la cifra se situó en 17,6%.

Los economistas habían pronosticado que el gobierno informaría que los empleadores eliminaron 8.5 millones de empleos más el mes pasado, además de los 21.4 millones perdidos en marzo y abril.

Los trabajadores de la industria del ocio y hotelería representaron casi la mitad del aumento en el informe mensual, con 1.2 millones volviendo a trabajar después de una pérdida reportada de 7.5 millones en abril. Los empleos en bares y restaurantes aumentaron en 1.4 millones a medida que los estados comenzaron a relajar las medidas de distanciamiento social.

La construcción fue la siguiente mayor ganadora con 464.000, lo que representa aproximadamente la mitad de las pérdidas de abril. Los servicios de educación y salud aumentaron en 424.000 y el comercio minorista aumentó en 368.000 después de caer 2.3 millones el mes anterior.

Lo que dicen los analistas

El aumento del empleo en mayo sugiere que las empresas han estado reintegrando rápidamente a los trabajadores a medida que los estados reabrieron sus economías.

“Estas mejoras en el mercado laboral reflejaron una reanudación limitada de la actividad económica que se había reducido en marzo y abril debido a la pandemia de coronavirus (COVID-19) y los esfuerzos para contenerla”, dijo el informe.

Otra evidencia también ha demostrado que el colapso del mercado laboral provocado por el coronavirus ha tocado fondo. El número de personas que solicitan beneficios de desempleo ha disminuido durante nueve semanas consecutivas. Y el número total de personas que reciben dicha ayuda se ha estabilizado esencialmente.

Aún así, el informe del viernes señaló que las pérdidas de empleos continuaron aumentando para aquellos que no estaban en despidos temporales, aumentando en 295,000 en mayo a 2.3 millones.

El informe del jueves sobre nuevas solicitudes de beneficios de desempleo (que alcanzaron 1.87 millones) no se vio afectado por las protestas por el asesinato de George Floyd, que en los últimos días obligó a cerrar a algunos minoristas importantes y pequeñas empresas, porque cubre reclamos presentados solo hasta el 30 de mayo.

Pero algunos economistas advierten que las solicitudes de ayuda por desempleo podrían aumentará en el informe de la próxima semana, reflejando el cierre de negocios en medio de las protestas y el vandalismo disperso. “Eso va a aumentar los reclamos nuevamente”, dijo Jane Oates, una ex funcionaria del Departamento de Trabajo.

La profundidad de los recortes de empleos desde que el virus forzó el cierre generalizado de las empresas refleja una economía atrapada por la peor recesión desde la Gran Depresión. Se cree que la economía se está contrayendo en el trimestre de abril a junio a una tasa anual cercana al 40%. Esa sería, con diferencia, la peor contracción trimestral registrada.

Aún así, los datos privados en tiempo real sobre el comportamiento del consumidor muestran signos de que la economía está reviviendo gradualmente. El gasto en tarjetas de crédito y débito registrado por Chase Bank muestra que el gasto de los consumidores, aunque bastante plano la semana pasada, se recuperó de su punto más bajo a mediados de abril, cuando estaba un 40% por debajo de los niveles del año anterior. Ahora, ha bajado un 20% desde hace un año.

Los economistas advierten que la mayoría de los estadounidenses necesitarán sentirse más seguros de regresar a sus antiguos hábitos de comprar, viajar y comer antes de que la economía pueda sostener una recuperación significativa. Eso probablemente requerirá la disponibilidad de una vacuna o un aumento significativo en las pruebas.

“Lo que realmente va a mover la aguja económicamente es cuando los consumidores y las empresas se sientan cómodos volviendo a relacionarse con la economía como lo hicieron antes de COVID-19”, dijo Adam Kamins, economista regional de Moody’s Analytics.

 

 

Fuente: Telemundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *