08 Abr / 12:15 pm

Balseros cubanos se atrincheran en un barco con insólita exigencia: seguir hacia EEUU

-A +A

Un grupo de balseros cubanos que fue rescatado tras huir de las autoridades migratorias de las Islas Caimán se niega a abandonar el buque de bandera panameña que los auxilió. Piden ser llevados a Panamá para continuar su travesía hacia la frontera sur de Estados Unidos.

De acuerdo con los propios migrantes, que publican frecuentemente su odisea en las redes sociales, el grupo está compuesto por 14 personas, 11 hombres, dos mujeres y una bebé. Este grupo que desapareció del radar de las autoridades el pasado 4 de abril, se encuentra desde este martes a bordo de un barco en el puerto de George Town, en Islas Caimán.

Los migrantes desarmaron el dispositivo electrónico que permitía al Control de Aduanas y Fronteras (CBC, por sus siglas en inglés) mantenerlos localizados y abandonaron el territorio en una precaria embarcación. Fueron recogidos en alta mar por el carguero Bulk Freedom cuando navegaban a la deriva a unas 50 millas al oeste de Gran Caimán.

CBC dijo que están haciendo todo lo posible porque los cubanos desembarquen del buque, pero ellos se niegan. “Me quieren regresar a Islas Caimán y nos negamos”, dijo Javier Freites, un asilado político en ese territorio que se unió a los migrantes junto a su esposa y su pequeña hija.

“Pedimos ayuda a la comunidad internacional”, agregó.

No es la primera vez que cubanos llegan y luego abandonan el pequeño archipiélago situado al sur de Cuba.

Otro grupo escapó a finales de noviembre y fue rescatado en las inmediaciones de Isla Mujeres, en el estado mexicano de Quintana Roo.

Aquel grupo estaba compuesto por tres mujeres y 11 hombres que “viajaban hacinados, con escasa agua potable y en condiciones insalubres en el fondo de una pequeña embarcación”, según informó el Instituto Nacional de Migración de México.

Los cubanos llevaban más de cinco días en alta mar y fueron trasladados por la Armada al puerto de la ciudad de Cancún. Los balseros informaron a las autoridades migratorias que zarparon el 23 de noviembre “desde alguna región de las Islas Caimán”.

 

 

Fuente: El Nuevo Herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *