02 May / 12:51 pm

Trancazo en Venezuela: la policía chavista reprime protestas contra decreto de Nicolás Maduro

A primera hora del día, los venezolanos empezaron a bloquear avenidas y calles del país en un nuevo reclamo contra el Gobierno. La Guardia Nacional Bolivariana lanzó gases lacrimógenos en La Urbina

-A +A

La oposición venezolana reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) llamó al pueblo a rebelarse ante la convocatoria “fraudulenta” del presidente, Nicolás Maduro, a modificar la Constitución a través de una Asamblea Constituyente que busca “disolver” la república.

En el marco de las protestas contra el régimen militar de Maduro, este martes temprano los venezolanos empezaron a bloquear avenidas y calles en todo el país. El Trancazo, como se denomina la protesta de este martes, se empezó a sentir desde las primeras horas del día y está previsto que dure dos horas.

En La Urbina, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) lanzó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que cortaban una calle. Usuarios de Twitter denunciaron la presencia de tanquetas de la GNB en la zona.

“Lo que ha pasado es el golpe de Estado más grave en la historia venezolana, es Nicolás Maduro disolviendo la democracia y disolviendo la república. Frente a eso, la Unidad Democrática y los diputados de la Asamblea Nacional llamamos a rebelarse al pueblo de Venezuela”, dijo el presidente de la Cámara, Julio Borges, como vocero de la MUD.

El diputado indicó, en una rueda de prensa de la alianza opositora, que la convocatoria a la Constituyente “es una estafa para engañar al pueblo venezolano” con un mecanismo que “agrava” el golpe de Estado y destruye la Constitución, la democracia y el voto.

Borges dijo que con este anuncio Maduro “huye al precipicio”, pues lo que propone es “una estafa” en la que “nadie” le acompaña.

La oposición protesta en las calles desde el 1 de abril, luego de que el máximo tribunal de Justicia se adjudicara temporalmente las funciones del Parlamento. Desde entonces, 34 personas han muerto en violentos incidentes de los que se responsabilizan mutuamente Gobierno y oposición.

Maduro, cuya gestión concluye en 2019, justificó su decisión señalando que la oposición rechazó el diálogo y los comicios de gobernadores por buscar en 2016 un referendo revocatorio de su mandato, que finalmente fracasó. “La oposición trancó el juego”, manifestó.

Pero las manifestaciones ocurren en medio de una aguda crisis económica, con una severa escasez de alimentos y medicinas y la inflación más alta del mundo, además de altos niveles de criminalidad. Otro actor clave, según los analistas, será la comunidad internacional.
El lunes, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, advirtió que el organismo -del que el régimen inició el retiro- “velará” para que Venezuela “no consolide la dictadura”, mientras la Comisión de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) abordará la crisis en una reunión en El Salvador.

 

Fuente: Infobae.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *