23 Ene / 07:19 am

Miami-Dade busca poner fin al contrato de arrendamiento con Miami Seaquarium por violaciones alarmantes

-A +A

El condado de Miami-Dade busca rescindir su contrato de arrendamiento con el Miami Seaquarium, citando un informe federal que documentó continuas violaciones y mala calidad del cuidado de los animales.

En una carta del 21 de enero a Eduardo Albor, presidente del operador del parque The Dolphin Company, la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, expresó “profunda frustración” por los “múltiples y repetidos” casos de violaciones al bienestar animal del Seaquarium encontrados por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos durante una inspección de rutina el pasado noviembre.

“El Condado de Miami-Dade también ha tomado medidas al emitir varios avisos de incumplimiento, ya que estas violaciones constituyen un incumplimiento de los términos y condiciones descritos en nuestro Acuerdo de Arrendamiento conjunto. Sin embargo, a la luz de estas preocupantes circunstancias, el Condado está revisando todas las acciones necesarias para perseguir la terminación del contrato de Arrendamiento Enmendado y Reformulado”, se lee en un comunicado de Levine Cava y la comisionada Raquel Regalado. “Creemos que es imperativo abordar estas graves violaciones de manera decisiva y urgente”.

El informe del USDA del 28 de noviembre encontró piscinas para delfines en mal estado, altos recuentos de bacterias en el agua donde se mantienen los mamíferos marinos y numerosas áreas de crecimiento de moho negro junto con pintura burbujeante dentro del recinto de los pingüinos.

El USDA también encontró que las instalaciones siguen teniendo una cantidad inadecuada de empleados capacitados en el departamento de atención veterinaria, empleando solo un veterinario para cuidar a 46 mamíferos marinos, 50 aves y cientos de peces, según el informe.

Las violaciones llevaron al condado a darle al Seaquarium menos de dos meses para poner las cosas en orden. El condado también notificó al Seaquarium su intención de confiscar cuatro animales por parte del USDA.

“Me han informado que esta confiscación es la primera vez en 30 años que el USDA toma una medida de este tipo con los mamíferos marinos”, escribió la alcaldesa.

La carta de Levine Cava calificó estas violaciones como un incumplimiento de los términos y condiciones del contrato de arrendamiento del acuario y “un incumplimiento del requisito de mantener a los animales de acuerdo con las leyes federales”.

El condado dijo que trabajará con el USDA para priorizar los mejores intereses de los animales en el acuario.

Esto ocurre casi un mes después de que uno de los delfines del Miami Seaquarium, Sundance, muriera debido a una enfermedad. Meses antes, la querida orca Lolita murió tras una repentina enfermedad.

Fuente: Telemundo51

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *