Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Julio, gracias por tu respuesta a la señora Isabel de Venezuela . Wuao! Fue muy conmovedor su caso. Es que también soy madre y ponerme por un instante en sus zapatos no es cosa fácil. Le envío un abrazo de luz a la señora y ojalá tus palabras lleguen a su corazón para que pueda sentir de nuevo a su hijo.

    Reply