18 Oct / 07:15 am

Ucrania se adjudica ataque contra activos aéreos rusos y agradece a EEUU por envío de misiles

-A +A

Ucrania declaró el martes que llevó a cabo uno de los ataques más destructivos contra activos aéreos rusos desde el inicio de la guerra. El presidente Volodymyr Zelenskyy reveló que durante el ataque se utilizaron misiles balísticos de mayor alcance donados por Estados Unidos.

El anuncio de Zelenskyy se dio a conocer horas después de que un funcionario estadounidense reveló que los misiles que Kiev solicitó durante meses y que el presidente Joe Biden había prometido, ya habían sido entregados discretamente y estaban en uso en el campo de batalla.

Las Fuerzas de Operaciones Especiales de Ucrania aseguraron que se destruyó nueve helicópteros rusos en un ataque nocturno a dos aeródromos en zonas ocupadas por Rusia en el este y el sur de Ucrania.

También impactó equipos, un sistema de defensa antiaérea, depósitos de municiones y pistas, dijo en un comunicado. Añadió que decenas de efectivos militares rusos resultaron heridos en el ataque denominado Operación Libélula.

Varios funcionarios estadounidenses dijeron que Washington proporcionó a Ucrania una pequeña cantidad del sistema de misiles tácticos — conocidos como ATACMS por sus siglas en inglés — cumpliendo así con la promesa que Biden hizo el mes pasado.

Zelenskyy expresó un “agradecimiento especial” a Estados Unidos por el envío de los los ATACMS. “Nuestros acuerdos con el presidente Biden se están implementando”, dijo Zelenskyy en su habitual mensaje vespertino a la nación, y dijo que los ATACMS “han demostrado su valor”.

El desarrollo armamentístico aumenta la presión sobre el Kremlin en un momento en que ambas partes buscan ganar terreno en el campo de batalla de cara al invierno y a lo que se perfila como una prolongada guerra de desgaste.

Aunque algunas versiones de los misiles pueden alcanzar una distancia de hasta 300 kilómetros (180 millas), los que se enviaron a Ucrania son de menor alcance y llevan municiones de racimo que, al dispararse, se abren en el aire liberando cientos de pequeñas cargas explosivas en lugar de una sola ojiva. Según un funcionario estadounidense, los misiles entregados a Ucrania tienen un alcance máximo de unos 160 kilómetros (poco más de 100 millas).

El comunicado ucraniano no especificó cómo se alcanzaron los blancos. Las autoridades rusas no hicieron declaraciones sobre el reporte. No fue posible verificar de inmediato las declaraciones de las partes desde el campo de batalla.

Los aeródromos, ubicados en las regiones de Luhansk y Berdyansk se encuentran detrás del frente de batalla. Las fuerzas rusas aparentemente pensaban que se encontraban a una distancia segura de los ataques ucranianos.

Por otra parte, Rusia ha asignado más unidades a sus esfuerzos por tomar una estratégica ciudad en el este de Ucrania, según analistas occidentales, luego de sufrir aparentes reveses que habían ralentizado su ofensiva de los últimos días.

El intento de tomar Avdíivka, una ciudad fortificada que se interpone en las aspiraciones de Moscú de controlar toda la región de Donetsk, es la operación ofensiva más significativa de Moscú en Ucrania desde principios de año, indicó el martes el Ministerio de Defensa británico.

El esfuerzo del Kremlin para tomar Avdíivka se produce luego de meses de luchar contra la contraofensiva ucraniana, la cual lanzó Kiev unos 16 meses después de la invasión rusa.

Es probable que las fuerzas del Kremlin desplegadas en Avdíivka avancen con lentitud y sufran un gran número de bajas, en lo que está resultando una misión complicada, señaló el Ministerio de Defensa británico en la plataforma X, anteriormente conocida como Twitter.

El ataque ruso sobre la ciudad había perdido intensidad en los últimos días en comparación con su inicio la semana pasada, según reportó un centro de estudios con sede en Washington.

Las autoridades rusas no hicieron comentarios de momento sobre la situación en Avdíivka.

El Instituto para el Estudio de la Guerra, que citó al Estado Mayor ucraniano, dijo que las fuerzas ucranianas repelieron 22 ataques rusos el lunes, en comparación con los 30 que se reportaron el día anterior. Las autoridades en Kiev dijeron que Rusia había emprendido hasta 60 ataques diarios a mediados de la semana pasada.

El Ministerio de Defensa de Ucrania dijo el martes que Rusia seguía tratando de rodear la ciudad, con 10 ataques en las últimas 24 horas.

El Ministerio de Defensa británico dijo que los intentos rusos por tomar Avdíivka “lucen cada vez más improbables en el corto plazo”.

Fuente: AP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *