12 Oct / 07:12 am

Ucrania eleva a cerca de 60 los muertos por el ataque ruso sobre el pueblo de Groza

-A +A

Las autoridades de Ucrania han elevado este jueves a 60 la cifra de fallecidos por el ataque ruso de hace una semana sobre una cafetería de la pequeña población de Groza, en el distrito de Kupiansk de Járkov, en el norte del país.

“Todas las víctimas son residentes locales. Pensionistas, médicos, agricultores, profesores o empresarios. Todos son civiles. Murieron familias enteras de varias generaciones”, ha manifestado el ministro del Interior, Igor Klimenko, en su canal de Telegram.

De acuerdo con el ministro, la Policía Forense de Ucrania han trabajado “las 24 horas del día” durante la última semana para recabar pruebas de ADN para poder identificar a la totalidad de los fallecidos.

“Los investigadores y criminalistas de la Policía de la región de Járkov han realizado un trabajo colosal y sin precedentes”, ha ensalzado Klimenko, que ha añadido que para Kiev era “importante establecer el nombre de cada muerto para preservar su memoria y registrar a todas las víctimas de los ataques rusos”.

PRAGA CONVOCA AL EMBAJADOR RUSO

Por otro lado, el ministro de Exteriores de República Checa, Jan Lipavsky, ha convocado al embajador ruso en Praga, Alexander Zmejevski, en protesta por este mismo “ataque bárbaro contra civiles” en el pueblo de Groza, recoge la agencia checa de noticias CTK.

El Embajada de Rusia, por su parte, ha rechazado cualquier tipo de “acusación infundada” en contra de Moscú sobre la autoría de este ataque a civiles, y ha apuntado que trató de explicar la situación a las autoridades checas, que rechazaron el diálogo.

“El diálogo no tuvo lugar. Los socios checos una vez mostraron su falta de voluntad para escuchar nuestros argumentos y mucho menos entablar una conversación”, ha lamentado la misión diplomática rusa en Praga.

El pasado 5 de octubre, las fuerzas rusas lanzaron un ataque que cayó sobre una cafetería en la pequeña población de Groza, en la región de Járkov. En ese momento, casi un tercio del pueblo rendía homenaje a uno de sus vecinos muerto en combate. Entre los muertos se encontraba el hijo, la esposa y la nuera del soldado.

Se trata del ataque más mortífero que ha sufrido Járkov desde el inicio de la invasión rusa. Para el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, fue “un crimen brutal” y “deliberado” contra la población civil. Sin embargo, desde el Kremlin se justificó el ataque argumentando que en aquella zona se reunía personal militar.

Fuente: Europa Press

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *