08 Nov / 11:24 am

Trump presionará a China sobre comercio y Corea del Norte

En su comparecencia, pidió a Beijing que deje de apoyar a Corea del Norte, que tiene en China su mayor socio comercial

-A +A
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el centro a la izquierda, y la primera dama, Melania Trump, a la izquierda; el presidente de China, Xi Jinping, en el centro a la derecha, y su esposa, Peng Liyuan, a la derecha, de pie durante una visita a la Ciudad Prohibida, el miérocles 8 de noviembre de 2017 en Beijing, China. (AP Foto/Andrew Harnik)

Recibido con una fastuosa bienvenida en China, el presidente estadounidense Donald Trump pareció el miércoles abrumado por la inmensidad de las ceremonias al inicio de una visita de dos días en que mezclará los halagos, las críticas y las persuasiones para presionar a la potencia asiática en temas como el comercio y la amenaza norcoreana.

Trump, cuya popularidad en casa está por el piso, estará interactuando con el presidente chino Xi Jinping quien recientemente consolidó su poder. Cada frase del líder norteamericano será escrutada para dilucidar si su lema proteccionista de “Estados Unidos Primero” le está haciendo perder terreno ante la ascendente potencia regional.

La visita empezó con una colorida ceremonia en que el presidente y la primera dama Melania Trump fueron recibidos en el aeropuerto por niños que brincaban mientras sostenían banderas de los países. Más tarde tomaron el té con Xi y su esposa, Peng Liyuan, e hicieron una visita privada a la Ciudad Prohibida, el antiguo palacio imperial de Beijing, y vieron un show de ópera juvenil antes de la cena.

Trump declaró después “la estoy pasando de lo mejor” y en cierto momento abrió los brazos como diciendo “wow”.

Horas antes de llegar a Beijing, Trump aprovechó un discurso ante la Asamblea Nacional de Corea del Sur para enviar un mensaje firme a China.

En su comparecencia, pidió a Beijing que deje de apoyar a Corea del Norte, que tiene en China su mayor socio comercial. Trump instó a “todas las naciones responsables” a unirse y dejar de apoyar a Corea del Norte.

“Ustedes no pueden apoyar, no pueden proveer, no pueden aceptar”, afirmó, pidiendo a “todas las naciones, incluidas China y Rusia” que apliquen por completo las resoluciones recientes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre Corea del Norte.

Se espera que Trump pida a China que reduzca sus relaciones con Pyongyang y expulse a los trabajadores norcoreanos. Trump ha elogiado a China por tomar algunas medidas contra Corea del Norte, pero les instó a hacer más porque miembros del gobierno estadounidenses creen que la frontera entre ambos países sigue siendo un corredor comercial.

“Quiero decir simplemente que el presidente Xi ha sido de gran ayuda. Ya nos enteraremos de cuánta ayuda ha sido”, dijo Trump la noche del martes en Seúl. “Pero en realidad ha sido de gran ayuda, así que China está tratando arduamente de resolver el problema de Corea del Norte”.

La Casa Blanca apuesta a la relación personal de Trump con Xi para impulsar las negociaciones. Trump ha elogiado a menudo a Xi, que hace poco se convirtió en el líder chino más poderoso en varias décadas.

“Es un hombre poderoso. Creo que es muy buena persona. Eso dicho, representa a China, yo represento a Estados Unidos, de modo que, ya saben, siempre habrá conflicto”, dijo hace poco Trump a Fox Business Network. “La gente dice que tenemos la mejor relación de cualquier presidente-presidente, porque a él también lo llaman presidente. Ahora algunas personas podrían llamarle rey de China. Pero se le llama presidente”.

Miembros de la Casa Blanca señalaron como ejemplo de la buena relación entre los mandatarios a la cumbre que celebraron ambos mandatarios en Florida la pasada primavera, cuando Trump habló a su homólogo chino sobre el ataque de misiles que había ordenado sobre Siria mientras ambos tomaban una tarta de chocolate en la cena. Pero expertos en la región sugieren que Xi podría estar manipulando a Trump.

“Trump sigue mostrando su relación con Xi como de grandes amigos, pero eso es muy ingenuo”, dijo Mike Chinoy, experto en política de Asia Oriental en el U.S.-China Institute en la Universidad del Sur de California. “Los chinos han descubierto cómo manipular a Trump: halagarle. Y no hay nada que los chinos hagan mejor que impresionar a diplomáticos extranjeros”.

Durante su campaña, Trump habló con dureza sobre mejorar la relación comercial con China y tachó al país de “manipulador de divisas”. Pero ha indicado que será más cordial con Beijing si recibe ayuda con la amenaza nuclear de Corea del Norte.

 

Fuente: Associated Press

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *