23 Jun / 07:55 am

Trump: EEUU hace “un trabajo demasiado bueno” con los test

-A +A

Estados Unidos ha hecho “un trabajo demasiado bueno” a la hora de realizar pruebas de detección de casos de COVID-19, dijo el lunes Donald Trump, luego de que su equipo insistió en que el presidente solo bromeaba cuando durante el fin de semana declaró que había dado instrucciones a sus asistentes para “ralentizar las pruebas, por favor”.

Los comentarios del mandatario en un mitin de campaña en Tulsa, Oklahoma, el sábado provocaron la rápida reacción del probable nominado demócrata a la presidencia, Joe Biden, así como la de decenas de legisladores demócratas.

En una entrevista con Scripps para sus televisoras locales, Trump fue preguntado el lunes si de verdad le había pedido a sus asesores “ralentizar” el número de tests. El presidente no respondió de forma directa a la pregunta.

“Si se ralentizasen, sinceramente, creo que vamos muy por delante de nosotros mimos, si quiere saber la verdad”, señaló Trump. “Hemos hecho un trabajo demasiado bueno”, dijo añadiendo que la razón por la que Estados Unidos tiene más casos de coronavirus es porque hace más tests.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, señaló que cualquier sugerencia de que las pruebas se han reducido no está basada en hechos y agregó que las palabras de Trump fueron “una broma”.

Según McEnany, los comentarios del presidente fueron un esfuerzo por criticar a los medios por su cobertura del coronavirus y su “incapacidad” a la hora de entender que “cuando se realizan más pruebas, también se encuentran más casos”.

Si embargo, Estados Unidos está detectando tendencias preocupantes en varios indicadores, incluyendo el porcentaje de test que dan positivo al virus.

Autoridades sanitarias dicen que las pruebas tempranas realizadas en el país fueron insuficientes para una contención adecuada. A principios de marzo, el doctor Anthony Fauci, miembro del equipo de trabajo de la Casa Blanca para el coronavirus, declaró que el sistema nacional de tests “no estaba realmente orientado a lo que necesitamos ahora mismo” y añadió que “esto es un fallo. Admitámoslo”

Por el momento, alrededor de medio millón de personas se someten a pruebas detección cada día, y el presidente y sus asesores han estado presentado repetidamente al país como líder mundial en test.

El gobernador de Nevada, el demócrata Steve Sisolak, dijo el lunes al vicepresidente Mike Pence durante una llamada con gobernadores que las declaraciones del presidente no fueron de ayuda y que quería garantías de que no hay un mandato federal para ralentizar las pruebas. Pence dijo a Sisolak y a los otros mandatarios que participaron que el gobierno seguiría colaborando con ellos en las pruebas.

Fuente: AP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *