20 Jul / 08:24 am

Tras protestas, Biden ordena revisar planes para aumentar personal en embajada y envío de remesas a Cuba

-A +A

El presidente Joe Biden tomó medidas el lunes para responder a una ola de protestas histórica en Cuba, al ordenar al Departamento de Estado que revise planes para aumentar el personal en la embajada de Estados Unidos en La Habana y formar un grupo de trabajo que estudie el envío de remesas a las familias cubanas.

El anuncio marca un paso adelante para la Casa Blanca, que ha estado revisando su postura hacia Cuba durante más de seis meses. Pero la administración sintió una repentina sensación de urgencia cuando estalló un levantamiento antigubernamental en toda la isla la semana pasada, que ha dejado un número indeterminado de heridos y al menos un muerto confirmado.

Cientos de manifestantes siguen detenidos, tras una violenta represión ordenada por las autoridades cubanas.

“Bajo la dirección del presidente Biden, Estados Unidos está aplicando activamente medidas que apoyarán al pueblo cubano y harán que el régimen cubano rinda cuentas”, dijo un alto funcionario de la administración.

”La administración formará un Grupo de Trabajo de Remesas para identificar la forma más efectiva de hacer que las remesas lleguen directamente al pueblo cubano”, dijo el funcionario, y agregó que el Departamento de Estado “revisará la planificación para aumentar el personal de la embajada de Estados Unidos en La Habana para facilitar la participación diplomática, consular y de la sociedad civil, y una seguridad adecuada “.

En una reunión progubernamental el sábado, el líder cubano Miguel Díaz-Canel repitió las acusaciones de que las protestas fueron orquestadas y financiadas por Estados Unidos. Los funcionarios de la Casa Blanca han desestimado esas afirmaciones.

Biden había prometido revertir algunas de las políticas del presidente Trump con respecto a las remesas y los viajes, citando preocupaciones humanitarias.

Durante los últimos dos años, la administración de Trump endureció las restricciones a los viajes y las remesas a Cuba, revirtiendo las políticas de acercamiento de Obama en un intento por reducir el flujo de dinero hacia los militares cubanos. Los funcionarios de Trump también citaron el apoyo de Cuba al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela como otra razón para la “campaña de máxima presión” contra el gobierno comunista.

Las sanciones a Fincimex, una entidad financiera cubana que maneja remesas, debido a sus vínculos con el ejército cubano, hicieron que Western Union suspendiera sus servicios en Cuba a principios de 2020, dejando a muchos cubanoamericanos sin una forma legal de enviar remesas a sus seres queridos en el isla. Las remesas son la segunda fuente de ingresos más grande del país y un salvavidas para muchas familias.

La administración Trump también restringió los vuelos comerciales a la mayoría de los destinos cubanos y prohibió los viajes en crucero a Cuba en junio de 2019. Días antes de dejar el cargo, el Departamento de Estado de Trump volvió a incluir a Cuba en la lista de países que patrocinan el terrorismo.

Gracias por apoyar el periodismo local.

Su suscripción nos permite seguir ofreciendo a nuestros lectores el material periodístico de calidad y relevante que marca la diferencia. Creemos que una plataforma para compartir noticias locales es crítico para nuestra comunidad, y estamos agradecidos de que usted piense igual.

Unos 100,000 cubanos que desean emigrar a Estados Unidos también se encuentran en un limbo legal, ya que la suspensión de los servicios consulares en la embajada de Estados Unidos en La Habana ha provocado un enorme atraso en el procesamiento de visas. El gobierno de Estados Unidos retiró la mayor parte de su personal en 2017 después de que numerosos diplomáticos se enfermaron de una misteriosa dolencia cuya causa aún se desconoce, pero sospecha pudiera ser un ataque de un adversario extranjero.

La presión en Miami, el hogar de la comunidad cubanoamericana más grande en Estados Unidos, también ha ido en aumento.

Cientos de cubanoamericanos se han estado manifestando toda la semana en Miami, Washington y otras ciudades, pidiendo al presidente Biden que muestre su apoyo al pueblo cubano. Varios congresistas cubanoamericanos pidieron a la administración que busque formas de brindar acceso gratuito al internet a los cubanos en la isla, luego de que el gobierno cortara los servicios para detener la circulación de imágenes de las protestas y la violenta respuesta policial.

El alto funcionario dijo que Biden también está trabajando con el Congreso y el sector privado para buscar “opciones viables” que hagan que el internet sea más accesible para los cubanos.

El Departamento del Tesoro también considerará nuevas designaciones de sanciones contra los funcionarios cubanos que han sido responsables de la represión durante las protestas, dijo el funcionario, y la administración Biden “intensificará el compromiso diplomático con socios regionales e internacionales” para apoyar la democracia en Cuba.”

“El 11 de julio, el mundo vio como decenas de miles de ciudadanos cubanos marcharon por La Habana y ciudades de Cuba afirmando valientemente sus derechos fundamentales y universales y exigiendo libertad y alivio de la opresión del régimen autoritario de Cuba”, dijo el funcionario. “La administración Biden-Harris ha apoyado y seguirá apoyando al pueblo cubano”.

 

 

Fuente: El Nuevo Herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *