06 Abr / 04:45 pm

Por qué la derrota en Wisconsin frena las aspiraciones de Trump

El resultado reduce las posibilidades del magnate de llegar al mínimo necesario de delegados para asegurarse la candidatura republicana

-A +A

Trump16

El objetivo de Trump es claro: sumar como sea los 1.237 representantes para que nadie pueda arrebatarle la nominación a la carrera final por la presidencia.

Él sabe que si no lo logra, y la Convención Republicana pasa a una segunda votación, los delegados se agruparían en su contra, ya sin la obligación de votar al candidato por el que fueron enviados.

Sin embargo, el tropiezo de Trump en Wisconsin podría ser visto por sus opositores como “el comienzo del fin”. Con su victoria, Ted Cruz pretende aprovechar el momento triunfal para arrastrar el resultado a otros estados más grandes y con mayor repartición de delegados, y así seguir restando diferencias con el multimillonario.

El camino es largo y quedan aún elecciones primarias de suma importancia, como Nueva York y California, donde, si bien Trump no ha perdido el favoritismo, las distancias se acortan. ¿A quién podría culpar esta vez?

Podrían ser a los nuevos Super PAC que recaudan dinero para hacer campaña contra él, o al movimiento #NeverTrump, que ganó tracción en las últimas semanas. Pero sus últimas declaraciones le han jugado en contra. Curiosamente, antes podía decir lo que quiera, por más polémico que sea el tema. Pero sus recientes contradicciones y rectificaciones no cayeron bien entre sus seguidores.

La diferencia en los comicios en el Estado del medio oeste del país, que cuenta con mucha población rural y mayoritariamente blanca, no fue tan holgada como hubiese deseado Cruz (se proyectaba un 50% a 33%), pero le fue suficiente para dar un discurso victorioso que, espera, logre contagiar a los votantes de las próximas primarias: “Esta noche es un punto de quiebre. Wisconsin encendió una vela que nos guía hacia adelante. Una vez más tenemos esperanza hacia el futuro”. Además, se atrevió a arengar: “Hillary, prepárate, ¡allí vamos!”, en referencia a la posible candidata demócrata.

Trump mantiene una ventaja estadística importante y por ahora está lejos de perder la carrera, pero su campaña se desinfla y la posibilidad de llegar a una convención abierta se agranda. El empresario sabe lo que eso significaría: la consolidación de la coalición del establishment republicano en su contra.

 

Fuente: Infobae.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *