11 Ene / 04:17 pm

Oposición venezolana volverá a exigir condiciones electorales justas

El delegado y diputado opositor Luis Florido informó la asistencia de los negociadores al tercer encuentro con representantes del gobierno en Santo Domingo que se inicia el jueves y se extenderá por dos días

-A +A

La oposición venezolana acudirá a la tercera reunión del proceso de diálogo en República Dominicana con una exigencia para el gobierno de Nicolás Maduro: que se establezcan condiciones justas y transparentes para una eventual elección presidencial este año.

El delegado y diputado opositor Luis Florido informó la asistencia de los negociadores al tercer encuentro con representantes del gobierno en Santo Domingo que se inicia el jueves y se extenderá por dos días.

El proceso comenzó en septiembre en la isla caribeña con el acompañamiento de las autoridades dominicanas y de varios cancilleres latinoamericanos.

“¡Exigimos un acuerdo que permita elecciones libres en Venezuela!”, dijo Florido en un mensaje en su cuenta de Twitter y agregó que los representantes de la alianza opositora también reclamarán la apertura de un canal humanitario en Venezuela, la libertad de todos los presos políticos y el cese de las inhabilitaciones políticas.

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, confirmó recientemente que los delegados del gobierno también asistirían a la tercera reunión en la isla caribeña.

La presidenta de la oficialista Asamblea Constituyente, Delcy Rodríguez, realizó el jueves algunas críticas al canciller chileno Heraldo Muñoz, quien está participando como acompañante en el proceso de diálogo, y dijo en un mensaje de su cuenta de Twitter que el ministro “opta por la triste puerta trasera y sirve a bajos intereses estadounidenses”.

Rodríguez exigió a los acompañantes del diálogo que “respeten códigos previamente acordados en el cumplimiento de su labor”, y dijo que el papel de los facilitadores es generar mutua confianza en las partes. El comentario de Rodríguez coincidió con un mensaje que colocó Muñoz en su cuenta de la red social en el que señaló que si en las negociaciones entre el gobierno y la oposición no hay ya resultados concretos y creíbles “entonces no tendrá ningún sentido seguir adelante”.

La presidenta de la Constituyente también cuestionó unos comentarios que hizo el senador estadounidense Marco Rubio sobre el proceso, y lo señaló de tratar de “implosionar el diálogo para facilitar vía violenta a la oposición”.

Rubio dijo en Twitter que aunque el presidente Nicolás Maduro engañe algunas personas de la oposición “no se levantarán” las sanciones que impuso Estados Unidos a Venezuela.

Las autoridades venezolanas liberaron el mes pasado a unas 53 personas que eran consideradas por la oposición presos políticos, decisión que fue vista como una buena señal en medio del proceso de diálogo. La coalición opositora y organizaciones humanitarias sostienen que en las cárceles venezolanas aún permanecen más de 200 presos políticos.

Sin embargo, la Constituyente aprobó el mes pasado una regulación en la que obligó a los tres mayores partidos opositores, que no participaron en las elecciones de alcaldes, a revalidarse o de lo contrario no podrán competir en próximos comicios. La decisión de los constituyentes fue objetada por la coalición opositora, que acusó al oficialismo de buscar afectar el proceso de diálogo al tratar de inhabilitar a los partidos que participan en las conversaciones en República Dominicana.

El Consejo Nacional Electoral anunció el viernes en un comunicado que los partidos políticos deberán realizar entre el 27 y 28 de enero el proceso de validación tal como lo acordó la Constituyente. Las leyes venezolanas establecen que los partidos deben reunir un lote de firmas de sus seguidores para lograr la validación ante las autoridades electorales.

La coalición de la Mesa de la Unidad Democrática, que agrupa a una veintena de partidos, abogó el jueves para que se logren resultados favorables en el diálogo y alertó en un comunicado al presidente dominicano Danilo Medina y a los cancilleres que acompañan el proceso sobre la supuesta muerte de 20 jóvenes venezolanos que habrían fallecido a bordo de una embarcación improvisada cuando trataban de huir del país a consecuencia de crisis.

“Estos jóvenes son nuevas víctimas de la dictadura que aferrada al poder se niega a abrir un canal humanitario, a convocar elecciones justas, competitivas y transparentes sin inhabilitados ni presos políticos, que se niega a cumplir la constitución”, agregó el escrito.

 

Fuente: Associated Press

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *