11 Ene / 04:13 pm

Narco mexicano se declaró culpable de contrabando en San Diego

Dámaso López Serrano, de 29 años, presentó su declaración el miércoles ante una corte federal en San Diego, casi seis meses después de que se entregó en la frontera de México con California

-A +A

El narcotraficante de mayor jerarquía de un cártel mexicano que se haya entregado a las autoridades estadounidenses se declaró culpable de cargos de narcotráfico y reconoció que orquestó los envíos de miles de kilogramos de metanfetamina, cocaína y heroína a Estados Unidos.

Dámaso López Serrano, de 29 años, presentó su declaración el miércoles ante una corte federal en San Diego, casi seis meses después de que se entregó en la frontera de México con California. Es el miembro de un cártel mexicano de mayor jerarquía que se haya entregado voluntariamente, de acuerdo con la fiscalía de Estados Unidos.

Su padre, Dámaso López Núñez, arrestado en Ciudad de México en mayo, luchaba por el control del cártel de Sinaloa desde el arresto en 2016 del multimillonario capo Joaquín “El Chapo” Guzmán. Los funcionarios mexicanos han culpado a López Núñez de fomentar la violencia en el estado de Sinaloa, en la costa del Pacífico, y en la península de Baja California, incluyendo una serie de asesinatos alrededor de la ciudad de Cabo San Lucas.

Las autoridades estadounidenses buscan la extradición de López Núñez. Por su parte, Guzmán fue extraditado a Estados Unidos el año pasado para enfrentar cargos de narcotráfico.

López Serrano, quien ha sido descrito como violento y pretencioso por los expertos mexicanos, reconoció ante un tribunal federal que él había jugado un papel central en el cártel. También dijo que estaba armado mientras traficaba drogas y se declaró culpable de cargos de contrabando en un caso por separado en Virginia, en el cual también hace mención de su padre.

El narcotraficante enfrenta una sentencia mínima obligatoria de 10 años en prisión y aceptó pagar una multa de un millón de dólares en efectivo.

La condena de López Serrano “golpea seriamente al liderazgo del cártel de Sinaloa y sus violentas actividades de tráfico de drogas”, dijo John P. Cronan, el fiscal general adjunto interino de la división criminal del Departamento de Justicia, en un comunicado.

El caso forma parte de una investigación de cinco años que ha resultado en cargos contra más de 125 personas, la incautación de miles de toneladas de drogas y de más de 27 millones de dólares en ganancias. Los funcionarios estadounidenses dijeron que la pesquisa ha puesto al descubierto el funcionamiento interno de uno de los cárteles de droga más poderosos del mundo.

 

Fuente: Associated Press

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *