20 Nov / 04:19 pm

Mitt Romney calificó de “antidemocráticos” los planes de Trump para mantenerse en el poder tras la derrota en las elecciones

El senador y ex candidato presidencial republicano, uno de los pocos de su partido que ha reconocido la victoria del demócrata Joe Biden, criticó al actual mandatario por “subvertir la voluntad popular” ejerciendo presión pública sobre funcionarios locales y estatales

-A +A

El excandidato republicano a la Casa Blanca en 2008 y actual senador por UtahMitt Romney, calificó este jueves como “antidemocráticos” los intentos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de mantenerse en el poder pese a haber perdido las elecciones.

En su cuenta de Twitter, el ex gobernador de Massachusetts aseguró que Trump ha “fracasado en siquiera presentar un caso plausible de fraude o conspiración generalizados ante cualquier tribunal de justicia”.

El senador criticó que el presidente recurra a “subvertir la voluntad popular y anular las elecciones” ejerciendo presión pública sobre funcionarios locales y estatales encargados de hacer oficiales los resultados.

Es difícil imaginar una acción peor y más antidemocrática por parte de un presidente en ejercicio”, concluyó.

Romney es uno de los pocos líderes republicanos que ha reconocido la victoria del demócrata Joe Biden en los comicios presidenciales y a principios de año fue el único senador de su partido en votar a favor de la destitución de Trump durante el “impeachment”.

Esta crítica es, además, la más dura contra el actual presidente estadounidense dentro de un partido que, o bien ha optado por cerrar filas con su líder y su estrategia, o bien está mirando hacia otro lado.

Los demócratas ganaron las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre con 306 delegados en el Colegio Electoral frente a los 232 de Trump.

En el voto popular, Biden suma 79,7 millones de sufragios (51%) contra 73,7 millones del republicano (47,2%).

Sin embargo, Trump no ha reconocido la victoria de los demócratas y atribuye el resultado a un fraude electoral masivo del que no ha presentado pruebas.

En un principio, su campaña optó por una estrategia legal para revertir los resultados al presentar decenas de demandas en los tribunales, pero en su gran mayoría han sido desestimadas o incluso retiradas.

Al constatar el fracaso de la estrategia, el presidente ha optado por un plan que consiste en forzar a los funcionarios republicanos en el poder en estados ganados por Biden a no validar los resultados para que sean sus aparatos legislativos quienes designen a los delegados ante el Colegio Electoral.

CON INFORMACIÓN DE EFE via Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *