19 Nov / 03:19 pm

Miami-Dade no logra desestimar veto a resolución que decidiría futuro de Fórmula 1

El alcalde Carlos Giménez mantiene vivo su veto a ordenanza que regularía el cierre temporal de calles con vista a carreras y otras actividades

-A +A

MIAMI.- Tras un pronunciado enfrentamiento entre la Comisión de Miami-Dade y el alcalde Carlos Giménez, el edil logró mantener vivo su veto a la resolución que regularía el cierre temporal de calles y que podría haber impedido las carreras de Fórmula 1 en Miami Gardens.

El alcalde de la localidad miamense, Oliver Gilbert, donde se encuentra el estadio Hard Rock Café y los organizadores de Fórmula 1 planean realizan las competencias, reiteró que su oposición a la esperada carrera tiene su base “en el interés de la gente que vive allí”.

De hecho, la alcaldía de Miami Gardens y la comisión municipal se oponen al plan, citando las preocupaciones de los residentes sobre el ruido, la contaminación y la congestión vehicular.

Según reportes atribuidos, los motores Fórmula 1 producen unos 140 decibeles, equivalente al ruido que produce un avión tipo jet.

El abogado Sam Dubbin, que representa al grupo de vecinos de Miami, recuerda que “exponerse a un alto nivel de ruido puede causar daños al oído”.

En efecto, el asunto llegó a la Comisión de Miami-Dade a finales de octubre y el cuerpo legislativo condal aprobó la resolución que regularía el cierre temporal de calles con vistas.

Sin embargo, el alcalde Giménez vetó la resolución y llamó a realizar más conversaciones al respecto, por tal de mantener la propuesta de carreras en el condado.

“Ahora trataremos con los organizadores de la carrera qué hacer para mitigar los problemas que tiene la asociación de vecinos”, comentó el alcalde Giménez. “Me gustaría ver la Fórmula 1 aquí en Miami-Dade. Creo que es bueno para esta comunidad”, añadió.

Por otra parte, la comisionada Barbara Jordan, que representa la zona en cuestión, expuso que “Miami Gardens no está a la venta. No importa si son millonarios o multimillonarios. Estén preparados porque la gente no a va a parar de protestar”.

Quienes aprueban la gestión aseguran que el certamen traerá altos beneficios económicos, “tal vez tanto como un Super Bowl”, anticipó el director comercial del Fórmula 1, Sean Bratches.

Y quienes llevan las riendas del turismo en Miami-Dade aplauden la idea, ya que pondría a la ciudad en la lista de otras grandes urbes, como Mónaco, Melbourne y Singapur, que acogen competiciones similares.

“Lo apoyamos y nos encanta la idea”, señaló Wendy Kallergis, presidenta de la asociación de hoteles del Gran Miami, durante una alocución en el pleno de la Comisión condal.

El plan original radicaba en Homestead pero rápidamente fue transferido al centro de Miami, donde no progresó dados los inconvenientes que traería al flujo del tránsito y a la economía local durante los anunciados tres meses de preparativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *