11 Ene / 06:40 am

Madre entre lágrimas solicita ayuda en Miami para esclarecer la muerte de su hija

Sheila Nuñez imploró ante los medios cualquier información que permita traerle algún tipo de paz a su familia sumida en el dolor desde la inexplicable muerte de su hija

-A +A

La madre de la joven cubana baleada, cuando circulaba junto a su novio en la autovía interestatal I-95, en Miami, suplicó entre lágrimas en rueda de prensa cualquier información sobre el trágico suceso que se llevó la vida de su hija.

En el encuentro con los medios, que tuvo lugar el viernes 10 de diciembre en la sede del Departamento de Policía de Miami-Dade, compareció la madre, Sheila Nuñez, arropada por el novio de la víctima, Julián Veliz, y tres tíos de Melissa González.

La madre ahogada en llanto pidió que si alguien vio algo que llamen a la Policía y cuente lo que vio.

Incluso expresó con mucho dolor que es probable que se trate de un accidente, de “alguien que se le haya escapado un disparo, limpiando un arma” porque su hija, ni ella, ni el novio tenían enemigos, sostuvo.

“Quiero verle la cara a la persona que se llevó a mi hija”. “Ayúdenme, tiene que haber una madre un padre, un hermano, un hijo, un novio, alguien con esa información”, imploró.

La noche del incidente, Melissa había recogido a su novio en su auto y se dirigía por la I-95 hacia el hospital Mount Sinai a ver a su abuelo, que estaba enfermo. Una bala, salida de la nada, impactó en el cuerpo de la joven que llegó agonizante al Centro de Trauma Ryder del Jackson Memorial, donde finalmente perdió la vida.

Veliz, el único testigo del suceso, a ratos balbuceaba entre sollozos ayuda para calmar ese dolor.

Por su parte, Juan Segovia, el detective que investiga el caso, sostuvo que “no existe ningún indicio que indique que Melissa o el novio pudieran ser el objetivo del disparo”.

“Hasta este momento de la investigación, no hemos encontrado ninguna posible causa del homicidio”, explicó.

“Nos encontramos reuniendo evidencias y decidimos invitar a los medios para enviar este mensaje a la persona que tenga la información que estamos buscando”, sostuvo el investigador.

El detective apeló a los valores, al corazón de aquella persona que pudo haber visto algo. “Necesitamos un héroe que nos llame y nos cuente lo que sabe”.

La Policía tiene la foto de un auto negro con llantas negras que se vio circular por la escena de forma sospechosa. No se puede precisar la marca.

Mientras tanto, la Policía exhorta a la población a llamar a Crime Stoppers al 305 471 TIPS, si tiene cualquier información sobre los asaltantes.

Recuerde, cualquier testimonio es confidencial, o sea su nombre no será develado por las autoridades, y además podría obtener una recompensa de 3.000 dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *