12 Ene / 09:13 am

Limbo de MDX pone en riesgo extensión de la autopista 836

El comisionado del distrito 11 de Miami-Dade, Joe Martínez, afirmó que la obra depende de un litigio entre el estado de la Florida y el Gran Miami, y que en estos momentos su futuro en incierto

-A +A

La eliminación por ley estatal de la Autoridad de Autopistas de Miami-Dade, conocida como MDX, tiene en estos momentos en un limbo el proyecto Kendall Parkway, que permitiría la extensión de la carretera 836 para aliviar el tráfico vehicular en una vasta área del oeste del Gran Miami.

El comisionado del distrito número 11 de Miami-Dade, Joe Martínez, aseguró que ese “estado de indefinición”, que depende de lo que se decida en corte sobre el futuro de MDX, podría poner en riesgo la obra o, si finalmente se ejecuta, que los bancos provean fondos a cambio de intereses tan altos que harían inviable la iniciativa.

El proyecto de extensión de la autopista SR-836 fue aprobado por la Comisión de Miami-Dade el 27 de septiembre de 2018, con el compromiso de mantener el límite de desarrollo urbano, respetar las regulaciones medioambientales y evitar futuros desarrollos urbanísticos en el área de influencia de la vía.

La propuesta contempla la construcción de una autopista de seis carriles y 500 pies de ancho, que se extendería aproximadamente 14 millas al suroeste, en un espacio de mil acres.

Situación jurídica

La ley adoptada por el Congreso estatal y firmada por el gobernador de Florida, Ron DeSantis, en julio del año pasado, exigió eliminar MDX para darle paso a una nueva entidad llamada Agencia de Autopistas del Gran Miami (GMX), que asumiría todos los pasivos y activos de la firma abolida, además del manejo de los peajes.

Semanas después, un juez del Condado de Leon, ante la demanda presentada por MDX, dictaminó que el cuerpo legislativo estatal se “extralimitó” al aprobar la ley HB385 y consideró que la norma viola “la carta de autonomía” o Home Rule Charter de la Constitución de Florida, que confiere autoridad al condado Miami-Dade para administrar sus asuntos, incluidas las carreteras de su jurisdicción.

El comisionado de Miami-Dade Joe Martínez
El comisionado de Miami-Dade Joe Martínez

“En ese momento, pensamos que MDX podría salvarse y volver a seguir adelante con la extensión de la 836”, explicó el comisionado Martínez.

Pero no fue así. La decisión del juez del Condado de Leon también fue impugnada por el Departamento de Obras y Transporte de Florida (FDOT) ante el Tribunal de Apelaciones del 1er Distrito, tras invocar lo que se conoce como un “recurso de prohibición”, una herramienta legal que podría generar la desestimación de la demanda.

Los abogados del FDOT sostienen que MDX no tiene capacidad legal para presentar la impugnación constitucional y, además, que no tendría poder para continuar el caso porque MDX se disolvió bajo la Ley. Además, plantean que FDOT “no es un acusado adecuado porque no es responsable de hacer cumplir la ley”.

Martínez apuntó que “mientras este caso sigue en corte, MDX no puede contratar ni hacer licitaciones. Todo está paralizado”.

Créditos y costos

Como la mayoría de las grandes obras, el Kendall Parkway está concebido para ser financiado con subvenciones y/o préstamos de entidades bancarias, que tendrían como respaldo una emisión de bonos y los ingresos que genere la propia vía a través del sistema de peaje.

El valor del proyecto está estimado en 1.000 millones de dólares. No obstante, Martínez señaló que si “algún banco” presta dinero ahora a MDX, lo que considera poco viable en las condiciones actuales, “lo va a hacer con unos intereses muy altos”.

El legislador condal aseveró que “en unos documentos pude observar que solo en intereses MDX tendría que pagar unos 50 millones de dólares adicionales al banco que quiera financiar la obra”.

El entonces el director ejecutivo de MDX, Javier González, afirmó hace un año que los conductores que transiten por esa carretera pagarían un dólar, ida y vuelta, “un precio parecido al que pagan cuando utilizan la autopista Turnpike”.

Martínez agregó: “Si yo pudiera ir un cuarto de milla hacia el oeste, para ganar más tiempo cuando me suba a la extensión de la 836, con mucho gusto pago el peaje de 25 o 50 centavos”.

El proyecto contempla la construcción de un tramo de carretera que, según documentos de la obra, no ocasionaría un incremento en los peajes existentes en las cinco vías bajo la administración de MDX.

Aspectos generales

El Kendall Parkway no solo beneficiaría a los residentes del sector de Kendall, que padecen serios problemas en materia de tráfico vehicular, principalmente en horas pico, sino también a otras comunidades del oeste de Miami-Dade.

En este sentido, el comisionado Martínez coincide con el alcalde del Gran Miami, Carlos Giménez, en que la obra podría traer alivio a más de 500.000 residentes de esa zona del condado.

“Ese estancamiento está perjudicando a las empresas de la zona, y también la seguridad y salud pública. He escuchado a funcionarios del Baptist Hospital, en West Kendall, que las ambulancias pueden atascarse en un trancón cuando llevan pacientes”, justificó el alcalde Giménez en un documento publicado en el sitio web del proyecto.

La extensión de la 836 estipula la construcción de un tramo vial desde la avenida 137 del noroeste con la calle 12, hasta calle 136 del suroeste, atravesando un área de humedales en los Everglades que han pedido proteger grupos ambientalistas.

En estos momentos, los residentes de Kendall y de otros sectores del oste de Miami-Dade se tardan un promedio de dos horas, ida y vuelta, para llegar a sus sitios de trabajo, en el caso de quienes laboran en el área del downtown.

La extensión de la 836 fue una idea que arrancó en el año 2007. En 2013, hubo 10 trazados diferentes y 66 combinaciones entre los mismos.

Críticas

El comisionado Martínez, quien ha sido abanderado de la propuesta, dijo que el Kendall Parway es un proyecto que tiene un amplio respaldo entre los residentes del oste de Miami-Dade, y que las trabas que enfrenta por la situación jurídica de MDX son producto de la “miopía de algunos de nuestros legisladores en Tallahassee”.

“Aquí hay varios legisladores que se pusieron del lado del gobernador DeSantis para acabar MDX y, de paso, acabar con proyectos tan positivos como la extensión de la 836, que es algo que nuestra gente ha pedido porque lo necesitan”, argumentó Martínez.

El titular del distrito 11 de Miami-Dade es aún más incisivo y se preguntó: “¿Cómo es posible que sean nuestros propios legisladores los que hayan apoyado la eliminación de MDX para crear otra autoridad que se maneja a nivel estatal con los amigos del gobernador?”.

La ley que elimina a MDX fue presentada en la Cámara estatal por el representante Bryan Ávila y en el Senado por Manny Díaz, ambos republicanos y procedentes de la ciudad de Hialeah. En la junta directiva de la nueva agencia GMX estarían Marili Cancio, Rodolfo Pages y Fátima Pérez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *