27 Mar / 02:26 pm

“La visita está politizada desde mucho antes que Benedicto 16 llegara a Cuba”.

Omar López Montenegro, portavoz de la Fundación para los Derechos Humanos, adscrita a la Fundación Nacional Cubanoamericana

-A +A

“Esto pone de manifiesto, y está bien claro, toda la falsedad del montaje alrededor de la visita del Papa de los órganos represivos, porque uno de los hombres que lo agrede, es un hombre identificado como miembro de la Cruz Roja. Esto se sabe ya, se ha dicho varias veces que en estos eventos, incluso las ambulancias de la Cruz Rosa son utilizadas para transportar a personas que son detenidas, personas que protestan. Eso pasó también en la visita de Juan Pablo II, pero en este caso está tomado en cámara, si se ven bien las imágenes, también se ve a otras personas que también portan esta camiseta blanca con el emblema de la Cruz Roja, como también intervienen con la multitud, porque hay gente que trata de golpear a esta persona cuando es detenida y se ve a los agentes con la guayabera blanca del uniforme de la Seguridad del Estado que lo conducen”.

“Lo que sí parece extremadamente raro es que el muchacho haya podido brincar los dos cercos más íntimos de seguridad, porque prácticamente salta a un espacio vacío justo antes del podio, antes de ser detenido, y todo esto ocurrió antes de la Misa. El incidente demuestra todo el aparato represivo que hay detrás de toda esta supuesta organización de recibimiento que está haciendo el régimen a Benedicto 16”.

“Hasta el momento ninguna de las fuentes consultadas dentro de Cuba parecen saber quién es esta persona. De todas maneras hay que tener en cuenta otra cosa, la mayoría de los teléfonos, sobre todo ayer, de los activistas en la región oriental estaban incomunicados. Fue un patrón durante todo el día de ayer”.

“Toda la ceremonia fue puramente política y militar, dispararon salva de cañonazos, desfile de una guardia militar. Curiosamente no había nadie con una imagen de la Virgen de la Caridad, supuestamente el Santo Padre está de visita allí como peregrino por los 400 años de la Virgen de la Caridad y no desfiló nadie con una imagen de la Virgen, sólo desfilaron los militares. La ceremonia muy parca por cierto. Esta ceremonia de recibimiento en el aeropuerto, no se veía gente en los alrededores, a lo lejos, algunas personas”.

“El discurso de Raúl Castro fue puramente político, un poco defensivo al principio, diciendo que habían sido criticados y que se estaban defendiendo, tal parece que había sido escrito por su hermano, con ese lenguaje en algunos casos catastrófico, de que la humanidad está a punto de perecer y todo este tipo de cosas que es la tónica de las últimas reflexiones de ese señor”.

“La visita está politizada desde mucho antes que Benedicto 16 llegara a Cuba. Ha habido editoriales de Gramma, ha habido publicaciones de la propia iglesia católica, espacio laical, criticando a la oposición, criticando al exilio, es decir, no hay nada nuevo en esto, este proceso viene desde hace mucho rato”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *