11 Jun / 07:45 am

La Copa América 2021 empieza el domingo en Brasil

Venezuela quedó encuadrada en el Grupo A de la Copa América 2021 y debutará frente a la anfitriona este domingo en el estadio Mané Garrincha de la capital brasileña. A Colombia le corresponderá jugar el próximo domingo ante Ecuador en el estadio Arena Pantanal de Cuiabá.

-A +A

SAO PAULO (AP) — El Tribunal Supremo de Brasil votó el jueves a favor de que la Copa América comience dentro de tres días, pese a las alarmantes cifras de contagios de coronavirus que persisten en el país.

La votación unánime de los 11 magistrados en contra de la impugnación principal contra el torneo sería un alivio para el presidente Jair Bolsonaro y para los organizadores de la Copa América en el país, que asumió como sede alterna, luego que Colombia y Argentina quedaron descartadas como coanfitrionas.

El Tribunal rechazó dos impugnaciones contra la realización del torneo en Brasil al considerar que la aprobación definitiva de los partidos depende de las autoridades de las ciudades donde deben disputarse. Los gobernadores con jurisdicción sobre las cuatro localidades previstas como subsedes son aliados de Bolsonaro.

Brasil disputará el partido inaugural de la Copa América el domingo frente a Venezuela en el estadio Mané Garrincha de Brasilia. La final se llevará a cabo el 10 de julio en el Maracaná de Río de Janeiro.

El fallo se deriva de una impugnación contra la copa, interpuesta por el Partido Socialista Brasileño y por un sindicato de trabajadores metalúrgicos.

“El tránsito intenso de visitantes en territorio nacional diseminará obviamente el virus del COVID-19 por varios estados y permitirá potencialmente la llegada de nuevas variantes”, indicó el partido en su solicitud a la corte.

La agrupación gremial enfatizó que no deberían realizarse eventos internacionales en el país mientras sigan rigiendo las políticas de distanciamiento social.

Brasil presenta todavía uno de los mayores índices diarios de infecciones por COVID-19, aunque el número de fallecimientos ha declinado durante unos dos meses, desde que alcanzó su punto más elevado.

Bolsonaro ha defendido firmemente la realización de la Copa América en Brasil, tras obtener la sede mediante un acuerdo con la CONMEBOL, que solicitó de último minuto una sede alterna. El presidente se ha pronunciado contra las medidas de confinamiento y ha aseverado que el impacto económico del cierre de negocios resulta más pernicioso que el propio coronavirus.

El fallo de la magistrada Carmen Lúcia argumenta que sólo las autoridades estatales o locales pueden aprobar o prohibir la realización de la Copa América en sus ciudades. Sus colegas coincidieron.

“Este Tribunal Supremo puede pronunciarse de acuerdo con la guía de la Constitución y de la legislación actual. Los jueces no pueden actuar como lo deseen”, indicó Lúcia, quien había criticado en ocasiones anteriores la decisión de organizar el evento por parte del gobierno de Bolsonaro.

La jueza añadió que ni Bolsonaro ni algún organismo deportivo pueden tomar decisiones que estén por encima de las que corresponden a las autoridades estatales en este caso.

El magistrado Ricardo Lewandowski coincidió en que la corte no debe frenar la Copa América, pero enfatizó que la decisión de traer el torneo a Brasil “no se basó, como debería, en estudios o consultas previas con otras entidades nacionales e internacionales que están involucradas en la lucha contra el virus”.

El torneo se llevaría a cabo en los estados de Río de Janeiro, Mato Grosso y en el Distrito Federal, donde se encuerntra Brasilia. Otros estados se habían negado a albergar encuentros del torneo.

LA TÍMIDA RESISTENCIA DE LOS JUGADORES Y TEMORES DE LAS EMPRESAS

El 31 de mayo pasado, cuando la Conmebol anunció que Brasil sería la sede de la Copa América con la venia de Bolsonaro, se desató una ola de críticas por parte de sectores políticos brasileños, a la que sumaron expertos en sanidad y hasta muchos jugadores.

Hubo contactos entre las selecciones suramericanas y la plantilla de Brasil hasta llegó a plantearse no jugar, aunque esas amenazas no prosperaron y, aún con una posición crítica, todos los jugadores han decidido participar.

“Estamos en contra de la organización de la Copa América, pero nunca le diremos no a la selección brasileña”, afirmaron jugadores y miembros del cuerpo técnico de la Canarinha divulgado este martes.

Sin embargo, las críticas al torneo resonaron en algunas de las empresas que patrocinan la Copa América.

La multinacional estadounidense Mastercard anunció el martes su decisión de no promover sus productos en esta edición de la Copa América y lo mismo hizo Ambev, filial brasileña de la multinacional belga AB InBev, la mayor cervecera del mundo.

El jueves, se pronunció en el mismo sentido la firma Diageo, dueña de marcas como Johnnie Walker, Smirnoff y Tanqueray, que así como las otras empresas se abstendrá de promover sus productos en este torneo.

 

Fuente: AP / Telemundo51

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *