11 Oct / 10:08 am

Huracán Michael deja al menos seis muertos tras su paso por Florida y Georgia

Un hombre, que aún no ha sido identificado por las autoridades, murió dentro de una vivienda en Greensboro, al noroeste de Tallahasse, por un árbol derribado por los vientos del huracán Michael

-A +A
La fuerza de los vientos y las lluvias del huracán Michael van dejando un panorama desolador en el noreste de la Florida.
TWITTER / @Selahaddin_23

Ya suman seis las personas que murieron como consecuencia del paso de “Michael”, que dejó un rastro de destrucción al tocar tierra como huracán de categoría cuatro en Florida, antes de debilitarse a tormenta tropical y continuar hoy hacia Georgia y Carolina del Sur.

Un hombre murió al caer un árbol sobre su vivienda cerca de Greensboro, en Florida, informó la CNN. También falleció un niño en Georgia, aunque las circunstancias exactas del fallecimiento de este último todavía se desconocen, afirmó la cadena NBC.

El paso de “Michael” por Florida dejó techos levantados, viviendas averiadas, árboles y señales de tránsito caídos, calles completamente inundadas, cortes en el servicio de electricidad y miles de damnificados.

“Es como si hubiera estallado una bomba en cada bloque”, dijo a CNN el congresista Neal Dunn, de Panama City.

El paso de “Michael” dejó inundados barrios enteros de la ciudad, también más en el interior, informó “The New York Times”. En algunas zonas, el agua llegó hasta el primer piso de los edificios y los cables de electricidad fueron arrancados.

Según las autoridades, más de 360.000 hogares quedaron sin electricidad. Una de las tareas más importantes ahora es restaurar el suministro energético, tuiteó el Gobernador de Florida, Rick Scott.

“Michael” se debilitó en su camino hacia Georgia y fue rebajado a tormenta tropical, aunque sigue siendo peligroso. Se desplaza con vientos sostenidos máximos de 85 kilómetros por hora y fuertes lluvias que podrían causar situaciones peligrosas en parte de Georgia, Carolina del Norte y del Sur y el suroeste de Virgina, advirtió el Centro Nacional de Huracanes (NHC). También siguen vigentes las alertas por tornados.

Tras el paso del huracán, el gobernador de Florida, Rick Scott, solicitó formalmente al presidente Donald Trump emitir una declaración de desastre mayor.

Scott señaló que estaba en camino una “masiva respuesta” para apoyar al Panhandle, con más de un “millar de especialistas en búsqueda y rescate de personas” y 3.500 miembros de la Guardia Nacional del estado.

 

FUENTE: Diario Las Americas / Con información de EFE/DPA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *