25 Oct / 03:41 pm

Hallan altos niveles de un componente probablemente cancerígeno en los cereales comercializados en EEUU y Gran Bretaña

Los estándares del Grupo de Trabajo de Medio Ambiente son más rigurosos que los del gobierno porque, según uno de sus investigadores, “que algo sea legal no significa que sea completamente seguro”

-A +A

Cada vez más alimentos “saludables” están perdiendo el cartel de ciento por ciento naturales, de acuerdo con nuevas investigaciones del Environmental Working Group, Grupo de Trabajo del Medio Ambiente, o EWG por sus siglas en inglés.

Los más recientes son decenas de cereales para el desayuno y barritas nutritivas en las cuales el grupo halló elevados rastros de glifosato, el componente principal del herbicida Roundup.

De acuerdo con la Agencia Internacional de Investigaciones del Cáncer, es probable que el glifosato sea un carcinógeno.

En los estudios realizados por EWG, 26 de los 28 alimentos examinados tenían niveles de glifosato “superiores a los que el grupo considera inofensivos para la salud de los niños”, según reporta CNN.  Un estudio anterior halló resultados similares en 30 derivados de la avena.

Aunque sus fabricantes aseguran ahora, como lo hicieron a raíz de la investigación anterior, que productos de amplia comercialización como Honey Nut Cheerios y Quaker Simply Granola Oats son saludables, EWG los incluye en la lista de alimentos peligrosos por sus concentraciones de glifosato.

Los niveles del químico no violan las normas de la Agencia de Protección del Medio Ambiente, el organismo del gobierno federal que regula estos productos, pero el grupo EWG trabaja con pautas más rigurosas con el fin de garantizar la protección de los consumidores.  Sus patrones son incluso más estrictos que los que se dispone a establecer el estado de California, el más exigente del país en ese sentido.

“El hecho de que algo sea legal no significa que sea completamente seguro, o que proporcione ese nivel de seguridad extra para los niños”, le dijo a Daily Mail el doctor Alexis Temkin, toxicólogo que formó parte del grupo de investigadores.

Después que se dio a conocer la primera investigación de EWG, Nature Valley, el fabricantes de las barritas de cereal de avena, frutas, maní y otras semillas, retiró el anuncio de “100% Natural” de sus envases.

Simultáneamente, otra investigación hecha por el mismo grupo con cereales comercializados en Gran Bretaña dejó mal parados a varios productos de marcas como Kellogg, Quaker y Weetabix, y aquí también el protagonista es el glifosato.

La granola sin azúcar añadida que Kellogg comercializa con semillas de albaricoque y calabaza, la avena para microondas original de Quaker, y Oatibix, de Weetabix, contienen niveles superiores a los máximos recomendados por EWG.

Los cereales de Gran Bretaña fueron enviados a Estados Unidos por una investigadora del sur de Gales, la doctora Rosemary Mason, para que EWG los examinara.  Sólo se libró del cartelito de peligroso un cuarto cereal, Cheerios.La Organización Mundial de la Salud califica al glifosato de “probablemente cancerígeno”, pero otros grupos creen que se ha exagerado el peligro de ese compuesto químico, y que no está científicamente demostrado que provoque el cáncer.

 

Fuente: Infobae

https://www.infobae.com/america/eeuu/2018/10/25/hallan-altos-niveles-de-un-componente-probablemente-cancerigeno-en-los-cereales-comercializados-en-eeuu-y-gran-bretana/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *