12 Ago / 11:28 am

Grupo de Nueva York compra a los Marlins de Miami por $1,200 millones

Tras el beneplácito de Loria para darle luz verde a la venta, ahora vendrá un proceso de verificación por parte del comité de propietarios antes del voto definitivo de todos los propietarios de Grandes Ligas.

-A +A
Derek Jeter (Foto AP)

El legendario capitán de los Yankees cada vez está más cerca de ser el próximo general de los Marlins. El propietario del club, Jeffrey Loria, accedió a vender la organización de Miami al grupo encabezado por Derek Jeter y el empresario Bruce Sherman por $1.2 billones, de acuerdo con un reporte de The Miami Herald.

Antes de que finalice este viernes, la Oficina del Comisionado de las Grandes Ligas deberá recibir la documentación necesaria para iniciar los siguientes pasos de la compra, que debe finalizarse en los primeros días de Octubre.

Una persona del club que no quiso revelar su nombre afirmó que no habría por el momento ningún comunicado oficial, pues todavía el proceso se encontraba en una fase de confirmación, sobre todo de parte de las Mayores.

Desde que a fines de marzo se diera a conocer la noticia de que Loria había puesto en venta al equipo, el nombre de Jeter resaltó de primero, aunque después se sumaron otras figuras de peso en el marco del deporte, la política y los negocios.

Un ganador nato en todos los aspectos de la vida y especialmente con los Yankees, Jeter enfrentaría un reto difícil para cambiar la fortuna de un equipo que, de acuerdo con reportes, perderá este 2017 alrededor de $60 millones y que ya ni se acuerda del aroma de los playoffs.

“Es fácil hablar de Derek, pues lo conozco desde su primer día de primavera”, comentó el actual manager del club, Don Mattingly. “Ha sido exitoso en todo lo que ha tratado de hacer. Lo que ha logrado hacer con su carrera, lo que es como persona…nada hace indicar que no sea exitoso en todo lo que desee hacer”.

De acuerdo con The Miami Herald, Sherman será la “persona de control” y lo más cercano al puesto de Loria, pero Jeter poseerá una enorme cuota de poder y estará al frente de los aspectos financieros y deportivos de los Marlins.

Por mucho tiempo ambos han cultivado una sólida amistad y básicamente Sherman le dará vara alta a Jeter para que dirija la organización de la manera que mejor entienda el ex torpedero de Nueva York.

El grupo de Sherman y Jeter comprende a unos 16 inversionistas, uno de ellos el mejor basquetbolista de todos los tiempos, Michael Jordan, quien es propietario de los Hornets de Charlotte en la NBA.

Tras el beneplácito de Loria para darle luz verde a la venta, ahora vendrá un proceso de verificación por parte del comité de propietarios antes del voto definitivo de todos los propietarios de Grandes Ligas.

No se espera esa votación tan temprano como la próxima semana en la reunión de dueños que tendrá lugar en Chicago, pero nada hace indicar que la propuesta de Jeter y Sherman sea recibida con una negativa.

La trayectoria de Jeter habla por sí sola, mientras que Sherman es un respetado hombre de negocios -fue presidente del grupo de inversiones Private Capital Management- involucrado en obras filantrópicas.

En esta carrera por la compra de los Marlins, Jeter y Sherman dejaron atrás en la competencia a grupos donde participaron de una forma u otra el ex gobernador de la Florida Jeb Bush, el hombre de negocios Tagg Romney y la conocida figura local Jorge Más, presidente de la compañía MasTech.

Una vez completada la compra, Jeter deberá lidiar con el peso negativo de una franquicia con uno de los acuerdos de televisión menos lucrativos de las Mayores y una de las peores asistencias en los últimos tiempos.

De cualquier manera, desde que anunciara su candidatura a comprar los peces el público ha visto con buenos ojos el hecho de que alguien como el futuro miembro del Salón de la Fama sea el nuevo rostro de la organización.

“Más allá de sus éxitos deportivos, uno tiene que mirar la persona que es, lo que lo motiva y los principios que defiende”, agregó Mattingly, quien también fuera capitán de los Yankees. “Durante todos los años que jugó en Nueva York, apenas se le vio en controversia alguna o en algo fuera de su carácter. La gente buena posee la habilidad de trasladar eso a los negocios o cualquier otra cosa. El tiene los fundamentos del trabajo duro, la dedicación”.

Miembro del club de los 3,000 hits, con cinco anillos de Serie Mundial, 14 viajes al Juego de las Estrellas, cinco Guantes de Oro, cuatro Bates de Plata y dos premios Hank Aaron, la primera tarea de orden para Jeter -estaría relacionada con la construcción de puentes hacia una comunidad que casi siempre miró con desconfianza y recelo a Loria.

Fuente: El Nuevo Herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *