06 Jun / 03:16 pm

Fernando Londoño: Claro que este atentado viene de Caracas.

Asegura el doctor. Fernando Londoño, ex Ministro del Interior de Colombia en entrevista exclusiva.

-A +A

“Me he recuperado muy bien, tengo todavía molestias serias en los oídos, pero del resto me recuperé, la lesión más grave que sufrí, la del pulmón se recuperó rápidamente. La esquirla que casi me afecta la arteria vecina al corazón se equivocó en el trayecto, pues si traía un trayecto mortal se equivocó por unos milímetros y estoy bien. Aquí estoy, en la lucha”.

“Tengo que confesar que la muerte de mis escoltas fue un golpe muy duro. Sin duda los dos mejores amigos que tuve en mi vida porque uno tiene muy buenos amigos, pero muy pocos tienen la ocasión de dar la vida por uno. Estos muchachos la dieron, eso ha sido un golpe muy serio para mí, pero tengo que seguir y tengo que confiar en la misericordia de Dios con estos jóvenes héroes que se hicieron matar por defenderme y por defender la república de los ataques de estos salvajes de las FARC”.

“El presidente Santos ha querido anular la historia y nos ha devuelto de una vez al año 2002. La última noticia que tenemos es que el Consejo de la República ha aprobado una cosa que se llama el Marco para la Paz que es la garantía de impunidad para las FARC de todos los delitos y los crímenes que ha cometido y entonces volvimos a la época del Caguán, sin saber cómo ni a qué hora, sin que el pueblo colombiano hubiera sido consultado. Ahí estamos, de regreso a las mismas conversaciones que teníamos en la época del Dr. Andrés Pastrana, quien ha hecho una revelación sorprendente y es que lo del Caguán no fue idea suya sino idea de Juan Manuel Santos. Eso no lo sabíamos y aquí estamos de regreso. Nietzsche hablaba del eterno retorno de las cosas, aquí estamos de retorno al año 2002”.

“Saltamos un país que estaba, nos parecía, en manos de una guerrilla atroz, armamos un ejército entre ejército y policía de cien mil hombres adicionales a los que teníamos. Llevamos a las FARC a sus madrigueras en el monte. Las teníamos neutralizadas, las teníamos derrotadas y ahora el presidente Santos estima que es el momento de dejarlas volver a las ciudades, a los pueblos porque lo que está pasando en Bogotá es terrible, lo que está pasando en otros lugares del país”.

“El presidente Santos tiene lo que llaman los portugueses y brasileños ‘saudade’ de aquel tiempo, de aquel tiempo en que estábamos en manos de las FARC”.

“El hoy presidente Santos fue Ministro de Defensa cuando ya la guerra se había resuelto. La Ministra de Defensa del presidente Uribe en aquella época heroica cuando habíamos perdido la nación y había que recuperarla fue Marta Lucía Ramírez y después vinieron dos ministros más que gozaron del impulso que esto traía y de un hecho que el mundo tiene que conocer y es que el Ministro de Defensa en la época de Santos no fue Santos fue Álvaro Uribe Vélez. Uribe era el que ejercía el dominio sobre el ejército, era el que comandaba, era el que estaba presente impulsando todas las operaciones y era el que dirigía las fuerzas militares en ese momento. Santos era la figura, pues no sé, porque alguien tenía que firmar los papeles en el Ministerio de Defensa. Pero no es exacto decir que Santos fue el gran impulsor de la guerra contra las FARC, eso no es verdad, eso no es cierto”.

“Él empezó a atacar al ejército, a las fuerzas militares de Colombia con un hecho que cuando ocurrió dijimos este es el comienzo fatal de una nueva etapa. Santos y su comandante de las fuerzas militares, el General Padilla, engañaron al presidente Uribe y lo convencieron de que 27 altos oficiales empezando por cuatro generales estaban comprometidos en el asesinato de civiles y los destituyó a todos. Son los que llamamos los 27 del 29, que son las primeras víctimas en una guerra política y jurídica que Santos desató contra el ejército de Colombia, contra las fuerzas militares. De manera que pongamos las cosas en su sitio, Santos no fue el ministro estrella de Uribe en la lucha contra la guerrilla. Santos fue un personaje que desempeñó un papel muy mediocre, con un presidente Uribe que lo hacía todo y él engañando al presidente Uribe desencadenó la guerra política y jurídica contra las fuerzas militares”.

“Claro que esto viene de Caracas y hay una confabulación de fuerzas oscuras. La bomba lapa no la conocíamos en Colombia, no se conocía en América. Yo hago votos porque esta importación que hemos hecho desde Venezuela de la bomba lapa se quede solamente en Colombia y hago votos porque yo sea la primera y la última víctima de la bomba lapa, esto es demoníaco”.

“De las bombas lapa en el mundo, en el último tiempo no se conocía que una víctima de bomba lapa hubiera sobrevivido, pues eso me aconteció a mí por la gracias de Dios. Pero de dónde vienen estas bombas lapa. Qué era lo que traía el avión que hacía la ruta Teherán-Caracas, Caracas-Teherán durante tanto tiempo. Ese 747 qué era lo que traía. Eso nunca nadie se lo preguntó? A los Estados Unidos como que no le importó esto y yo hago votos, los más sinceros, me salen del fondo del corazón, de que los Estados Unidos no tengan que estrenar también esta forma de terrorismo atroz que se ha estrenado conmigo, la de las bombas lapa. Esto era desconocido en América Latina, esto viene de Irán, ahora, averigüen ustedes por qué vía”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *