07 Nov / 11:11 am

Escaño demócrata al Senado por Florida enfrenta posible recuento

Según la ley estatal de Florida, un recuento es obligatorio si el margen del candidato ganador es inferior a 0,5 puntos porcentuales.

-A +A
Rick Scott / Foto AP

El escaño al Senado por Florida en manos del veterano senador Bill Nelson está pendiente de un posible recuento si el margen frente al republicano Rick Scott se mantiene a menos de medio punto.

El último registro oficial de la División de Elecciones de Florida muestra una diferencia de 0,42 puntos a favor de Scott, que tiene el 50,21 % de los más de 8,1 millones de votantes escrutados frente a Nelson, con el 49,79 %.

La jornada electoral del martes en Florida terminó a medianoche con un discurso de tono victorioso de Scott, un aliado del presidente Donald Trump, y la ausencia del demócrata Nelson, quien no ha concedido una derrota públicamente.

El hasta entonces gobernador de Florida, el republicano Rick Scott, se hizo con la victoria frente a su oponente demócrata, el senador demócrata Bill Nelson, y consiguió un codiciado escaño en el Senado estadounidense.

Según la ley estatal de Florida, un recuento es obligatorio si el margen del candidato ganador es inferior a 0,5 puntos porcentuales.

Scott, un empresario multimillonario que aportó más de 50 millones de dólares a su campaña al Senado, dijo en un discurso que hará en Washington lo que ha hecho en el estado durante los últimos ocho años.

Casi entre lágrimas, Scott agradeció a su familia, y también al presidente Trump, al vicepresidente Mike Pence, al “súper” senador Marco Rubio y a todos los que apoyaron su campaña.

Medios locales, como el Tampa Bay Times y el Sun Sentinel, dieron a la medianoche a Scott como ganador.

En Florida también estaban también en juego los 27 puestos que le corresponden a Florida en la Cámara de Representantes de Washington, entre ellos el de la representante republicana Ileana Ros-Lehtinen, quien desde 2017 anunció que no iba a presentarse a la reelección.

Una demócrata reemplazará a la republicana Ros-Lehtinen, Donna Shalala, quien fue secretaria de Salud en la administración de Bill Clinton.

Entre tanto, otra demócrata, la ecuatoriana Debbie Mucarsel-Powell ganó el escaño del congresista cubano-estadounidense Carlos Curbelo.

 

Fuente: El Nuevo Herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *