14 Ene / 12:25 pm

En la contienda por la alcaldía de Miami-Dade, Alex Penelas va al frente en la recaudación de fondos

-A +A

Alex Penelas está al frente de la contienda del 2020 como el principal candidato para ocupar el puesto de alcalde del Condado Miami-Dade, con una campaña que aventaja fácilmente a los cuatro comisionados del condado que también aspiran al cargo.

Penelas, que fue alcalde dos términos, recaudó más de $2.8 millones en 2019, una cifra mucho más alta que la que logró la comisionada Daniella Levine Cava, que está en segundo lugar y quien ha recaudado poco más de $2 millones desde que se sumó a la contienda en abril de 2019.

Otros tres comisionados que tratan de reemplazar al alcalde Carlos Giménez van detrás de Penelas con cifras mucho más bajas. Esteban “Steve” Bovo, que representa el área de Hialeah, recaudó cerca de $1.5 millón el año pasado, seguido por los comisionados del área de Miami- Xavier Suárez ($1 millón) y Jean Monestime ($490,000).

Los resultados de finales de año le dan a Penelas un margen formidable en momentos que la contienda entra en una fase más activa antes de las primarias no partidistas del 18 de agosto. El principal donante de Penelas es el magnate de compañías de servicios médicos miamense Mike Fernández, que le ha dado más de $300,000. Prestige Companies, una firma urbanista de Miami-Dade, le entregó más de $90,000.

Rodney Barreto, director del comité organizador del Super Bowl de Miami-Dade y socio de una firma de cabildeo de Coral Gables, quien en los años 90 fue jefe de recaudaciones de Penelas, de le dio al comité político de Penelas $15,000 en diciembre.

Tras reconocer que van rezagados detrás de Penelas, sus rivales califican la ventaja financiera de un indicio de que el ex alcalde es el candidato de intereses especiales.

Sin ocupar ningún cargo oficial en el condado desde el 2004, Penelas rechazó la idea de que sus partidarios relacionen sus donaciones con futuros negocios con el condado, sobre todo si se tiene en cuenta que se está enfrentando a cuatro titulares que tienen un poder directo sobre el presupuesto de casi $9,000 millones del condado.

Ocupar cargos oficiales por lo general da a los candidatos una ventaja notable a la hora de recaudar fondos, ya que los donantes más confiables en Miami-Dade son los comerciantes, los cabilderos y los urbanistas que dependen de los negocios del gobierno. Los comisionados que aspiran a la alcaldía en 2020 disfrutan del respaldo de estos donantes.

Entre los principales donantes de Bovo están el cabildero Jorge Luis López y la firma Fisher Island Holdings, la empresa urbanizadora detrás de Fisher Island, el lujoso enclave que depende del condado para los muelles de carga y los reglamentos de zonificación.

Levine Cava ha recibido donaciones de las firmas urbanizadora de viviendas asequibles Pinnacle and Related Group. Su principal donante es Donald Sussman, ejecutivo de fondos de cobertura de Fort Lauderdale que fue el principal donante de Hillary Clinton en 2016. Sussman le dio $250,000 a Levine Cava tras escogerla por encima de los otros dos aspirantes: Monestime y Penelas. El lunes no fue posible localizar a Monestime para conocer qué tenía que decir.

La cifra de Penelas de casi $2.8 millones en 2019 lo coloca ligeramente detrás de los $3 millones que logró recaudar Giménez a finales de 2015 para sus aspiraciones de ser reelegido en 2016.

Raquel Regalado retó a Giménez en 2016 cuando era miembro de la Junta Escolar y resultó superada por Giménez casi cinco a uno en esa contienda. Regalado dijo que a los candidatos les hará falta más dinero en 2020 para atraer la atención de los votantes hacia la política condal.

“Con la campaña presidencial la gente ya está exhausta”, dijo Regalado. “Va a ser más difícil mantener a la gente motivada y conseguir que salgan a votar” por la alcaldía de Miami-Dade en agosto.

La campaña de Levine Cava dijo que la ventaja de Penelas no es lo suficientemente grande como para que la comisionada no lo pueda derrotar. Aunque la contienda deberá terminar en agosto, los dos primeros finalistas deberán enfrentarse en una segunda vuelta el día de las elecciones si ningún candidato obtiene más del 50% de los votos en las primarias.

La ventaja de Penelas se hace más notable cuando se trata del dinero que los candidatos tienen que gastar, es decir, la cifra de “dinero en la mano” cuando los gastos se restan de las donaciones. Penelas reportó $2.6 millones en efectivo en diciembre, mientras Levine Cava reportó cerca de $1.5 millones, Bovo alrededor de $1.2 millones, y Suárez y Monestime menos de $1 millón. Juan Zapata, ex comisionado condal, ha recaudado menos de $70,000, mientras que tres candidatos que aspiran por primera vez a un cargo público solo han logrado recaudar $1,500 o menos.

Suárez, ex alcalde de Miami cuyo hijo, Francis, es en la actualidad el alcalde de la ciudad, dijo que cuenta con los votantes que ya lo conocen, con la atención de la prensa, y las redes sociales para acercarse a la ventaja que le lleva Penelas en término de dinero. “No me parece que puedo ganarle a Alex Penelas en la recaudación de fondos, entonces, ¿para qué intentarlo?”, dijo.

Sin embargo, Suárez dijo que tiene planeado aumentar su campaña de recaudación de fondos este mes, con una recepción planeada para fines de enero. ¿Dónde se piensa celebrar? “El evento tendrá lugar en la casa del alcalde de Miami”, dijo

 

Fuente: El Nuevo Herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *