09 Feb / 10:47 am

Empresa de carga aérea y cliente niegan responsabilidad en supuesto envío de armas a Venezuela

Las negativas de responsabilidad se agregan al misterio del supuesto envío, un misterio complicado por quizás relaciones coincidentes entre el presidente y un empleado clave de 21 Air con una compañía que según Amnistía Internacional participó en un programa de la CIA para secuestrar a sospechosos de terrorismo y enviarlos a prisiones secretas en varios países del mundo.

-A +A
Autoridades venezolanas muestran armas que dicen fueron llevadas a Valencia por un avión de carga procedente de Miami. CUENTA DE TWITTER DEL GENERAL ENDES PALENCIA ORTIZ
Fuente: El Nuevo Herald

Una compañía de carga aérea y su cliente negaron el viernes tener conocimiento del pequeño cargamento de armas que las autoridades venezolanas informaron llegó a la ciudad de Valencia en un vuelo procedente del Aeropuerto Internacional de Miami.

Un Boeing 767 operado por 21 Air, que tiene una instalación operativa en Aeropuerto Internacional de Miami, entregó a principios de esta semana el cargamento, que incluía 19 fusiles de asalto, miras telescópicas, antenas para radios y otro material en el Aeropuerto Internacional de Valencia, Venezuela, según el general Endes Palencia, general de la Guardia Nacional Bolivariana.La acusación provocó el fuerte rechazo de 21 Air, con sede en Greensboro, Carolina del Norte, y una segunda empresa que coordinó el envío.

Alberto Moris, abogado de 21 Air, dijo el viernes que Venezuela nunca le notificó oficialmente de ningún decomiso de armas y que no tenía conocimiento de la carga que llevaba el avión porque el aparato fue fletado por otra empresa.

“Toda la carga que llevaba nuestro avión era de GPS-Air, que fletó el avión”, dijo Moris. La Administración de Seguridad en el Transporte [TSA] “va a investigar a la parte responsable de la carga”, agregó.

“GPS-Air es la única compañía que ha fletado el avión durante las últimas semanas para volar a Valencia, Venezuela”, agregó Moris.

Las compañías de carga aérea que se usan en el comercio internacional por lo general asegura, operan y mantienen los aviones bajo acuerdos conocidos como “arriendo con tripulación”, pero no son responsables de los bienes consignados para su envío.

Por su parte, un gerente de GPS-Air se burló de la sugerencia de que se hayan enviado armas de asalto desde el Aeropuerto Internacional de Miami.

“Sólo un tonto trataría de enviar armas desde este aeropuerto”, dijo César Meneses, quien se identificó como gerente de la empresa de carga aérea, que ha hecho negocios con 21 Air y otras compañías. Meneses dijo que la información del envío de armas incautado es un invento de Nicolás Maduro para presentarse como una víctima.

Meneses dijo que cualquier carga que GPS-Air hubiera consignado a 21 Air venía de terceras partes.

“Esa carga no pertenece a 21 Air y no pertenece a GPS-Air”, agregó Meneses.

 Las negativas de responsabilidad se agregan al misterio del supuesto envío, un misterio complicado por quizás relaciones coincidentes entre el presidente y un empleado clave de 21 Air con una compañía que según Amnistía Internacional participó en un programa de la CIA para secuestrar a sospechosos de terrorismo y enviarlos a prisiones secretas en varios países del mundo.

El presidente del directorio y dueño mayoritario de 21 Air, Adolfo Moreno, ha creado o inscrito al menos 14 compañías en la Florida durante las últimas dos décadas.

Entre las personas que llegaron a trabajar a la empresa cuando se creó en el 2014 estaba Michael Steinke, su director de control de calidad. Entre las personas que fueron a trabajar a 21 Air cuando se creó en el 2014 estuvo Michael Steinke, su director de control de calidad.

Tanto Moreno como Steinke parece tener lazos, por coincidencia o directos, con Gemini Air Cargo, una compañía que según un informe del 2006 de Amnistía Internacional fue una de más de 30 firmas de vuelos fletados que participaron en el programa de la CIA.

Steinke trabajó para Gemini Air Cargo entre 1996 y 1997, años antes que comenzara ese programa, según un documento del Departamento de Transporte del 2016 que resume las operaciones de 21 Air como aerolínea de carga.

Por su parte, Moreno registró dos negocios en direcciones del noroeste de Miami que posteriormente se usó una filial de Gemini Air Cargo.

Los dos negocios fueron Airline Management Group, establecida en 1987, y Florida Franchise Development, creada en el 2001, las dos con dirección en 1750 NW 66th Ave. en Miami. En el 2005, Gemini Cargo Logistics Inc., que según Bloomberg es una filial de Gemini Air Cargo, quedó inscrita en esa dirección. Pero no estaban claros los años en que los dos negocios usaron esa dirección.

Una visita a esa dirección el viernes mostró que ahora es usada por Avianca, la aerolínea nacional de Colombia.

La CIA declinó hacer declaraciones para este reportaje.

Néstor Yglesias, portavoz de Investigaciones de Seguridad Nacional en Miami, declinó decir si la agencia está investigando el supuesto cargamento de armas a Venezuela.

21 Air opera desde cuatro suites en la zona oeste de carga aérea del Aeropuerto Internacional de Miami y comparte un edificio con compañías como Virgin Airlines y Swissport.

Ubicada directamente al oeste de las pistas del MIA, el edificio es propiedad del aeropuerto, y el portavoz del aeropuerto, Greg Chin, confirmó que 21 Air es uno de los inquilinos.

Las suites están separadas por función: Operaciones, Mantenimiento, Oficinas Administrativas y Envío y Recepción.

En la suite de Operaciones, donde el presidente de 21 Air, Michael Méndez, se presentó a trabajar el viernes por la mañana, los empleados estaban monitoreando trayectorias de vuelo en computadoras.

El Edificio 706, donde 21 Air arrienda espacio, tiene 181,497 pies cuadrados.

El presidente del directorio de 21 Air, Moreno, y Méndez, el presidente ejecutivo, son colegas desde hace mucho tiempo que han trabajado juntos en varias compañías de aviación y transporte del sur de la Florida que llevan mercancía a América Latina.

Moreno es el dueño mayoritario de 21 Air, y de 21 Cargo, establecida en 1999. La compañía también ha tenido a lo largo de los años una red de firmas afiliadas con nombres como JW Aviation, Apple Aviation y Conaire.

21 Cargo se llamaba antes Solar Cargo y estaba afiliada con una compañía de carga aérea del mismo nombre establecida en Valencia , Venezuela, en febrero del 2001. Esa empresa operaba en Florida como Solar Cargo C.A., según registros jurídicos y estatales.

Pero Moreno se vio obligado a cambiar el nombre de la compañía el otoño pasado cuando Solar Cargo C.A. interrumpió su relación con Moreno.

“No hay ninguna afiliación entre 21 Air y Solar”, dijo Orlando De Frietes Jr., hijo del propietario de Solar Cargo.

Méndez es presidente y jefe ejecutivo de 21 Air desde que se creó en el 2014, según documentos federales, y es mecánico de motores y fuselaje de aviones. Ha trabajado en la industria de la aviación, especializándose en certificación de aerolíneas, durante más de cuatro décadas.

Expertos en el tráfico mundial de armas dijeron que varios aspectos del supuesto cargamento de armas incautado provocan confusión y no encajan en un patrón que sugiera la participación del gobierno de Estados Unidos.

“Si esto fuera cosa del gobierno, hubiera tenido más sentido enviar armas que usan los venezolanos. No solamente para poder negarlo, sino también por la posibilidad de usar munición capturada”, dijo Scott Stewart, vicepresidente de análisis táctico de StratFor, una firma de inteligencia geopolítica de Austin, Texas.

Stewart dijo que las armas presentadas por las autoridades venezolanas parecen más del tipo que alguien puede comprar en una feria de armas en la Florida, y no las armas que un gobierno quisiera enviar a fuerzas aliadas.

También es raro el hecho que las armas llegaron directamente a un aeropuerto comercial, donde los inspectores de Aduanas y otras entidades las pudieron detectar fácilmente.

“Llegar a un puerto oficial de entrada con material para armar al enemigo no es una buena estrategia”, dijo Douglas Farah, experto del Centro de Investigaciones Estratégicas de la Universidad Nacional de la Defensa de Estados Unidos.

Jay Weaver, redactor del Miami Herald, contribuyó a este reportaje.

Fuente: El Nuevo Herald
Read more here: https://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article226016715.html#storylink=cpy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *