25 Oct / 07:12 am

El gobierno de Venezuela desacredita las elecciones primarias de la oposición: “Ha sido una farsa”

-A +A

El gobierno de Venezuela tachó de “farsa” y desacreditó el martes la seriedad de la votación en las elecciones primarias de la oposición, en las que arrasó la líder política María Corina Machado para convertirse en la rival de Nicolás Maduro en las presidenciales de 2024.

Los comentarios de Maduro de un día antes, aduciendo que la convocatoria había sido un “fraude”, escalaron el martes a toda una declaración ante la prensa del presidente de la Asamblea Nacional y cercano colaborador del presidente, Jorge Rodríguez, cuando denunció que no se había garantizado que hubiera un solo voto por elector.

Las críticas fueron desestimadas por Machado.

En un intento de echar por tierra el ambiente triunfal de la oposición, que logró movilizar a 1,6 millones de venezolanos a las urnas, según las cifras de votos de la Comisión Nacional de Primarias, Rodríguez declaró que las cifras estaban infladas. “Lo que pasó el domingo no es verificable, eso ni siquiera fue una elección”, criticó.

El oficialismo y sus aliados llevan meses tratando de entorpecer la convocatoria de la oposición que dejó de lado sus divisiones para apostar por un candidato de unidad que concurriera en las elecciones presidenciales del próximo año, en un intento de fraguar un cambio de rumbo en el país.

Machado, que se declaró ganadora, de hecho, participó como candidata a sabiendas de que pesa sobre ella una inhabilitación a ejercer cargo público durante 15 años que le impuso la Contraloría del Estado en junio —sin que medie condena penal en su contra— y que pone en duda si podrá lanzarse por la presidencia.

Rodríguez cuestionó que esa cifra de al menos 1,6 millones participantes —que debían estar inscritos en el padrón electoral— era matemáticamente imposible, debido al escaso número de centros de votación y el tiempo estimado que le toma a cada elector en ejercer el voto.

“Pusieron tantos votantes, se lanzaron la operación ‘morrocoy’ —una expresión que se refiere a ralentizar deliberadamente un proceso— y retardaban las colas. Ponían a unas personas que ya habían votado a volver hacer la cola, volvían a votar… Es decir, no se garantizó el principio universal de una elección, que es: un elector, un voto”, dijo.

Ante la avalancha de críticas del oficialismo, la líder opositora venezolana salió al paso para desestimar los señalamientos y elogiar la participación de los venezolanos. Machado destacó que los propios electores hicieron suyas las primarias al participar en el conteo de los votos en los recintos electorales.

“El gran derrotado fue Maduro. ¿A quién engañan? No engañan ni a su propia gente”, dijo la exlegisladora en una rueda de prensa. Resaltó que las cifras “superaron nuestros mejores estimados” y que con las denuncias del gobierno, “ya quedó claro qué tipo de perdedores son Maduro y su régimen”.

Machado cosechó el domingo un respaldo popular de 92,56%, una abultada ventaja con la que se dio como ganadora con el conteo a casi el 65 %, según los resultados de la comisión organizadora.

El segundo candidato Carlos Prosperi se quedó al 4,45% de apoyo y poco más de 70.000 votos. Y la tercera, Delsa Solórzano, no llegó ni al 1%. Con excepción de Prosperi, los restantes ocho candidatos reconocieron el triunfo de Machado y se pusieron a la orden para construir una gran alianza electoral.

“Todas las actas se pudieron fotografiar y las personas van a poder comparar esas imágenes”, recalcó Machado. “No ha habido una elección con mayor escrutinio electoral y ciudadano” que las primarias, insistió la dirigente opositora.

Rodríguez, por su parte, subrayó: “Como ya sabíamos que ellos venían con la farsa, nosotros pusimos una persona en cada centro de votación para contar uno a uno los votos. La capacidad instalada real no alcanzó el millón de votantes”.

Con excepción de Prosperi, los restantes ocho candidatos reconocieron el triunfo de Machado y se pusieron a la orden para construir una gran alianza electoral con miras a los comicios presidenciales que se realizaran en el segundo semestre del 2024.

Las primarias estuvieron abiertas para 20 millones de votantes. Fueron dispuestos 3.100 centros de votación, una cuarta parte de la infraestructura electoral acostumbrada en comicios nacionales, regionales y municipales.

Adicionalmente 397.168 venezolanos residentes en el extranjero podían votar en 80 ciudades de 30 países.

El fiel aliado de Maduro, Rodríguez, además adelantó que va a “solicitar de inmediato que la comisión de verificación de acuerdos de Barbados, que integramos el doctor Gerardo Blyde y yo, se reúna para evaluar esta situación, porque el punto cuatro del acuerdo sobre la promoción de derechos políticos y electorales dice que las partes procurarán que las condiciones electorales sean aplicables al resto de los procesos electorales que corresponda desarrollar”.

Blyde, representante de la llamada Plataforma Unitaria Democrática, un bloque opositor que desde 2021 intentó dialogar en México con representantes del gobierno venezolano y que llegó recientemente a un acuerdo en Barbados, no estuvo disponible para un comentario.

Las primarias se realizaron menos de una semana después de la reanudación de los diálogos entre una parte de la oposición y delegados del gobierno, con miras a garantizar que los comicios presidenciales libres y justos. Las conversaciones se reanudaron luego de un año de haber estado suspendidas.

Pese a esos acercamientos, pesan aún sobre varios de los líderes opositores más populares, entre ellos Machado, inhabilitaciones a ejercer cargo público que dejan en duda si podrá inscribir su candidatura unitaria para participar en los comicios del 2024.

Los críticos del gobierno de Maduro denuncian que la inhabilitación ha sido usada por años como un arma política.

Fuente: AP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *