12 Ago / 08:05 am

El gobierno de Donald Trump defendió las masivas redadas contra inmigrantes, aunque reconoció el momento es “desafortunado”

El jefe interino de la Oficina de Protección Fronteriza indicó que, pese la reciente masacre xenofóbica en El Paso, los indocumentados han cometido un delito y las detenciones se habían planeado hace más de un año

-A +A
Foto AP

El gobierno estadounidense defendió las redadas masivas contra la inmigración ilegalefectuadas la semana pasada en Mississippi, incluso el emotivo video de una niña rogando a las autoridades que soltaran a su padre.

El comisario interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), Mark Morgan, reconoció que el video de la niña de 11 años sollozando era “emotivo”, pero subrayó que la menor rápidamente fue reunida con su madre.

“Comprendo que la niña estuviera alterada. Eso lo comprendo, pero el padre cometió un delito”, dijo el domingo a la cadena CNN.

El secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, reconoció que el momento de las redadas fue “desafortunado” al llevarse a cabo horas después de que el presidente Donald Trump visitara El Paso, Texas, donde un hombre que decía odiar a mexicanos mató a 22 personas el 3 de agosto.

Sin embargo, McAleenan dijo al canal NBC que el operativo se había planeado durante más de un año.

Las redadas del miércoles en seis ciudades de Mississippi, en las que se arrestó a 680 personas, desataron duras críticas luego de que la prensa local divulgara imágenes de los niños que quedaron solos al salir de la escuela, llorando y sin tener adónde ir ni qué comer.

Trump defendió este viernes los operativos, al afirmar que estas medidas funcionan como un disuasivo contra la inmigración ilegal. “Quiero que la gente sepa que, si vienen a Estados Unidos ilegalmente, se van a ir”, dijo Trump a periodistas. “Y esto sirve como un buen disuasivo”.

Han sido días de ansiedad para la comunidad latina. El fin de semana, un atacante mató a 22 personas en El Paso, Texas, luego de publicar un manifiesto racista donde prometía acabar con la “invasión” hispana. El atacante confesó a la policía este jueves que su objetivo eran los mexicanos.

(Con información de AP y AFP)

 

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *