13 May / 10:36 am

El ex procurador de Nicaragua abandonó el país y se fue a EEUU un día antes de su renuncia

Hernán Estrada Santamaría argumentó su dimisión por problemas de salud, en medio de la crisis política del régimen de Daniel Ortega. Cuando se presentó en Migraciones, se identificó como abogado de su estudio privado

-A +A
El exprocurador general de la república Hernán Estrada Santamaría, Imagen: DIARIO LA PRENSA/ARCHIVO

Fue uno de los funcionarios de mayor confianza para Daniel Ortega, pero nuevos detalles sobre su renuncia arrojan luces sobre su decisión. Hernán Estrada, ex procurador general de Nicaragua, abandonó su puesto la semana pasada, pero antes de dejarlo ya estaba en suelo estadounidense.

Estrada alegó “razones de salud” para poner fin a 12 años junto al líder sandinista, quien aceptó la renuncia y le agradeció por su “trabajo dedicado”, según un comunicado de la Presidencia. Se trata de una nueva baja de alto nivel en el círculo de allegados de Ortega desde que estallaron las protestas antigubernamentales en abril de 2018, cuya represión sumió Nicaragua en una grave crisis.

Según informó el periódico La Prensa, Estrada Santamaría salió del país el martes 7, un día antes de conocerse su dimisión, en un vuelo con destino a Miami. Al momento hacer el trámite de Migraciones, no se presentó como funcionario, sino como abogado de su estudio privado.

La opositora y ex guerrillera sandinista Dora María Téllez ha destacado “Estrada es del círculo de confianza más cerrado de Daniel Ortega”. Como procurador “estuvo a cargo de legalizar muchas operaciones con propiedades del Estado y de particulares para favorecer los intereses del grupo económico de Ortega” y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, indicó.

Téllez puso en duda que Estrada haya renunciada por problemas de salud, al señalar que con su salida “queda claro que los Ortega-Murillo ya no están siendo capaces de persuadir a sus más leales que están en capacidad de resolver la crisis”.

Estrada es el tercer alto funcionario que renuncia a su cargo en medio de la crisis que envuelve a Ortega desde que estallaron las protestas contra su gobierno hace un año, cuya represión dejó al menos 325 muertos, cientos de detenidos y miles de exiliados.

En enero pasado, dimitió el magistrado del máximo tribunal de justicia, Rafael Solís, uno de los principales consejeros de Ortega y militante del Frente Sandinista, al que también renunció antes de exiliarse en Costa Rica, con críticas al “terror” que Ortega impuso en el país para controlar las protestas. En enero también se conoció la renuncia del exsuperintendente de Bancos, Víctor Arguyo.

(Con información de AFP)

 

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *