08 Ago / 11:24 am

Detención de congresista desata tensiones en Venezuela

-A +A
Diputado opositor, Juan Requesens

La detención de un diputado opositor, señalado de estar vinculado al intento de atentado contra el presidente Nicolás Maduro, y el anuncio de la oficialista Asamblea Constituyente de que levantará la inmunidad de algunos congresistas desató el miércoles nuevas tensiones en Venezuela que amenazan con profundizar la crisis que golpea al país sudamericano.

A pocas horas de que la Constituyente proceda a levantar la inmunidad de algunos diputados, la Asamblea Nacional -controlada por la oposición- descartó que vaya a reconocer esa decisión y acusó a esa instancia de usurpar funciones del Legislativo.

La directiva Congreso condenó en un comunicado la detención del diputado Juan Requesens, de 29 años, y acusó al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) – la policía política- de secuestrar y violar el debido proceso del congresista, quien fue sacado por la fuerza la noche del martes de su apartamento junto a su hermana, una dirigente estudiantil.

“Nuestra constitución es clara y dice que para allanar la inmunidad parlamentaria hay una Asamblea Nacional”, dijo a The Associated Press el vicepresidente del Congreso, Julio César Reyes, al anunciar que es posible que el Legislativo acuda a instancias internacionales para denunciar las acciones de la Constituyente y la detención de Requesens.

La constitución establece que todos los diputados gozan de inmunidad y que, de cometer algún delito, sólo el Tribunal Supremo de Justicia podrá ordenar su detención para su enjuiciamiento con previa autorización de Asamblea Nacional.

“La justicia viene y viene con todo”, indicó en su cuenta de Twitter el presidente de la Constituyente, Diosdado Cabello, al defender la detención de las personas vinculadas al intento de magnicidio.

Cabello adelantó que el miércoles la Constituyente se reunirá para discutir el allanamiento de la inmunidad parlamentaria de los diputados implicados en el ataque.

Maduro acusó el martes al expresidente del Congreso Julio Borges, quien se encuentra desde hace varios meses en Colombia, y a Requesens de estar vinculados al intento de atentado que sufrió el sábado durante un desfile militar que se realizó en el centro de Caracas y en el que resultaron heridos siete militares.

Durante un acto en el palacio de gobierno, el mandatario presentó videos con testimonios de dos supuestos cabecillas detenidos, uno de ellos identificado como el mayor retirado Juan Carlos Monasterios. El exmilitar mencionó a Borges y Requesens, ambos integrantes del partido Primero Justicia, como supuestos involucrados en el ataque al facilitar el ingreso a Colombia de los autores materiales para su entrenamiento en una localidad fronteriza.

“Todas las declaraciones apuntan a Julio Borges. Sabemos que él tiene la cobardía para participar de este tipo de evento… ahora está siendo referido de manera directa” por los autores materiales, indicó Maduro.

El gobernante dijo que giró instrucciones al canciller y a otros altos funcionarios para que presenten a los gobiernos de Estados Unidos y Colombia todas las pruebas que “nos conducen a cómplices y responsables directos” que estarían en esos países.

Asimismo, Maduro señaló que espera que se activen los acuerdos de extradición y se materialice la entrega de todos los responsables.

Borges, uno de los principales dirigentes de la oposición que lideró una campaña internacional para denunciar al gobierno venezolano, rechazó los señalamientos y dijo a Maduro: “Me has acusado de la guerra económica, de la crisis del efectivo, de la hiperinflación, de la escasez generalizada, de trata de blancas ¿Y ahora de la farsa del atentado? No engañas a nadie”.

Según el gobierno dos drones con presuntas cargas explosivas fueron utilizados el sábado durante un intento de ataque a Maduro, quien salió ileso de la acción.

Uno de los drones, que sobrevoló cerca de la tribuna presidencial, fue desorientado con equipos “inhibidores de señales” y fue activado por las autoridades fuera del perímetro de la tribuna presidencial, mientras que el segundo perdió el control y cayó en un edificio próximo al lugar del acto, reveló el ministro de Relaciones Interiores, mayor general Néstor Reverol.

Por este caso fueron apresadas seis personas, precisó Reverol.

 

Fuente: El Nuevo Herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *