10 Oct / 03:36 pm

Derrumbe en La Habana Vieja deja tres muertos y afecta a 13 familias

-A +A

Un edificio en el casco histórico de La Habana en el que vivían 13 familias se derrumbó dejando fallecidos a dos bomberos —uno de ellos, una mujer— y un residente, informaron las autoridades.

El miércoles las fuerzas de rescate, acompañadas de enormes grúas y con el apoyo de perros, trabajaron toda la jornada bajo una lluvia intermitente para lograr sacar los cuerpos de entre los escombros, constató The Associated Press.

No se especificó el motivo del colapso ocurrido cerca de la medianoche del martes, pero la zona tiene construcciones deterioradas por el paso del tiempo y la falta de mantenimiento, condiciones que las aguaceros tropicales —como las de la temporada presente— tienden a empeorar, reconocieron las autoridades.

El edificio de tres pisos sufrió un primer derrumbe que hizo que los bomberos acudieran al lugar de inmediato y evacuaran a la mayoría de los residentes, antes de que dos de ellos quedaran atrapados en un segundo desplome.

La Dirección General de Salud de La Habana identificó a la rescatista muerta como Yoandra Suárez López, de 40 años, quien también impartía clases de salvamento y era una de las primeras mujeres en desarrollar esa labor en la isla. El presidente Miguel Díaz-Canel manifestó sus condolencias.

El otro bombero profesional muerto fue Luis Alejandro Llerena Martínez, de 23 años, mientras el último de los decesos —y quien previamente había sido considerado desaparecido— fue identificado como Ramón Páez Frómeta, de 79 años, residente del edificio.

El intendente de La Habana Vieja, Alexis Acosta Silva, indicó a medios locales que en el momento del derrumbe se encontraban 54 personas en el inmueble. Además de los fallecidos, dos vecinos sufrieron lesiones pero se encuentran fuera de peligro.

Las familias fueron evacuadas a una escuela cercana mientras se determina a dónde se alojarán y no se reportaron daños en los edificios colindantes, aunque el sector permanece acordonado pues las lluvias continúan y se teme que las pocas paredes frontales de la construcción que aún quedan en pie también se vengan abajo.

El estado de las edificaciones residenciales es uno de los temas más tensos en Cuba, donde el clima húmedo, el permanente paso de ciclones, el salitre, el escaso mantenimiento y el bajo índice de terminación de nuevas edificaciones suele ser una queja común entre los ciudadanos.

Esta semana en un informe ante el Consejo de Ministros la directora general de la Vivienda, Vivian Rodríguez, indicó que el déficit de casas en la isla se ubica en 800.000 viviendas, sobre todo en las provincias de La Habana, Holguín, Santiago de Cuba y Camagüey. Desde 2019 a la fecha se concluyeron 127.345 unidades y se repararon 106.332.

Un recuento a partir de cifras oficiales indicó que al cierre de 2020 en la isla había 3,9 millones de viviendas de las cuales casi el 40% estaba en regular y mal estado. El 76% se encontraban en localidades urbanas, las que tienen las peores condiciones.

Fuente: AP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *