01 May / 10:22 am

“Cristina Fernández quiere ser una oligarca”.

Dice Sylvina Walger, periodista, biógrafa de Cristina Fernandez e Kirchner, presidenta de Argentina.

-A +A

“Lo que hay en este libro es la descripción de la personalidad de esta mujer que realmente en algún aspecto es temible, absolutamente temible, porque las mujeres cuando nos largamos somos en realidad a veces bastante más fuertes que los hombres para manipular”.

“Cuando es elegida, que le corresponde legalmente, es la candidata de Néstor Kirchner y gana porque es la mujer de Néstor Kirchner. No hay que confundirse, no es una mujer que gana por sus propios méritos, por supuesto que se la veía con simpatía. La que gana la segunda elección en el año 2011, en octubre, realmente arrasa, es la viuda. Es una viuda que desde el día que se murió el marido se vistió de negro y se apoya mucho en Néstor Kirchner un hombre que ha sido deificado, lo han convertido en dios”.

“Creo que uno de sus rencores es hacia la ciudad de Buenos aires, o sea los porteños son gente que si los puede maltratar, los maltrata con todo. Ella es de la ciudad de La Plata y de allí pasa al sur. El alcalde (Mauricio Macri) para ella representa todo, todo lo que ella odia en la vida, que es haber heredado una fortuna, ser rico. Él ha tratado por todos los medios de ser amable con ella. A mí el alcalde no me desvela, pero reconozco que el hombre ha sido educado y que ha tratado por todos los medios de caerle bien”.

“Las grandes marcas ya saben que cuando llega ella mandan a todos sus vendedores con las cosas nuevas al hotel, creo que es el Meridian, tiene una puerta especial para que entren los vendedores y no se los vea y ella puede elegir tranquila en su cuarto. Entonces ella tiene locura por todo eso que se le arruinó con la muerte de Néstor, porque está llena de ropa que no puede hacer porque tiene color. Ella quiere ser una oligarca”.

“En realidad ella es una nacionalista enferma, casi a veces parece nacionalista con zeta, por eso detesta Chile, no puede tolerar la situación de límites que siempre tenemos con Chile. No hay nada que la conforme, quiere cada vez más límites de Chile”.

“El hijo tiene mucha influencia sobre ella, no sobre su entorno. No ha podido terminar una carrera. Hasta que no lo sacaron de Río Gallegos, el chico dormía en una cama todo el día. No es un activista, incluso le han puesto profesor de oratoria. Nadie le conoce la voz a ese muchacho, sabemos que cuando algo no le gusta baja el dedo, es todo lo que sabemos de Máximo Kirchner que en realidad le dicen Mínimo”.

“Yo estoy en la lista negra. A mí no me pueden dar trabajo. No me puede dar trabajo ningún medio de comunicación que tenga algo de la pauta oficial, que es con lo que viven los diarios en la Argentina, de la cual se escapan tres periódicos, uno es La Nación, el otro es el diario Perfil y el diario Clarín que es el enemigo público número uno”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *