23 Feb / 07:41 am

Cierran un popular Palacio de los Jugos y otros restaurantes de Miami por falta de higiene

-A +A

Esta semana, la lista de “Sick and Shut Down” (los restaurantes que no pasan inspección y se cierran) no es larga, pero se reportó a tiempo y, sorprendentemente, incluye a un popular establecimiento de Miami-Dade que nunca había estado en la poco agradable lista, según reporta El Nuevo Herald.

El siguiente informe sobre inspecciones de restaurantes de los condados Miami-Dade, Broward, Palm Beach y Monroe lo envió el Departamento de Negocios y Regulación Profesional (DBPR) de la Florida. El negocio que no pase la inspección deberá permanecer cerrado hasta que pase una segunda inspección. Si ve un problema y quiere que un lugar sea inspeccionado, llame al DBPR.

En orden alfábetico:

▪ Bear’s Delray, ubicado en el 540 W. Atlantic Avenue, Delray Beach: El inspector vio dos restos de excremento de roedor en un estante con bebidas y papitas en paquetes, y “aproximadamente 15 excrementos de roedor en una unidad de aire acondicionado con puerta localizada en la cocina”

Unas 20 moscas revoloteaban a un lado de la máquina de hielo de la cocina. “Se reportó agua acumulada y restos de comida en el mismo lugar”.

Se emitió una orden de parar la venta para un arroz cocinado a las 7 a.m., que se dejó a temperatura ambiente y a unos 75 grados Fahrenheit (más o menos, a temperatura ambiente). Este tipo de alimento debe guardarse a menos de 41 grados o por encima de 135 grados.

“Acumulación de restos de alimentos, y grasa en superficies donde hay contacto con alimentos. En la plancha para sándwiches que está en la cocina”, dice el reporte.

A Bear’s se le dio una extensión para solucionar un par de problemas y reabrirá en cuanto los arregle.

▪ Fah Asian Bistro & Sushi Bar, ubicado en el 7461 N. Federal Highway, Boca Raton: Este sitio del Condado Palm Beach tuvo problemas con excrementos de roedores la semana pasada.

La máquina lavaplatos está en el área de la cocina, y debajo de ella se hallaron 11 excrementos de roedores.

“Los empleados tocan los alimentos listos para ser servidos sin protegerse las manos, y cortan anguila lista para comer con las manos sin guantes en el área de preparación de sushi”, dice el reporte.

Alrededor de 10 moscas estaban posadas en envases de azúcar y harina cerca del área del fregadero, en tanto otras 10 revoloteaban por el fregadero.

Durante la primera reinspección del viernes, el inspector vio dos moscas volando cerca de alimentos secos, y el administrador del local las roció con un spray contra insectos.

Fah pasó una segunda reinspección el jueves.

▪ El Palacio de los Jugos, ubicado en el 7085 SW 24 Street, al oeste de Miami-Dade: Se reportaron varias violaciones relacionadas con la naturaleza al aire libre de este Palacio de los Jugos de Coral Way, que pasó cinco veces la inspección en el 2019 y el 2020. Sin embargo, hay que decir que ninguna de las violaciones tuvo que ver con alimañas que aprovecharon un acceso de entrada tan fácil, sino con poca higiene.

“Los lavamanos en algunas áreas de la cocina se desmantelaron, de modo que los empleados no se pueden lavar las manos”, dice el reporte. De un modo más específico, el inspector dijo que “no se observó ningún lavamanos en el área de la cocina, así como tampoco en el área de la cafetería, donde se sirven croquetas y helados”.

Hablando de croquetas, este alimento no estaba entre los que se guardaban a temperaturas seguras. A diferencia de lo que se hace en otros restaurantes de comida rápida, los empleados de esta sucursal de El Palacio de los Jugos no mantenían calientes los platos calientes ni tampoco fríos los platos que se sirven fríos. Las croquetas, las papas de mesas de vapor estaban a unos 12 o 13 grados por debajo de los necesarios 135 grados, y el puerco, el pescado y el hígado en la nevera estaban a siete, seis y 18 grados por encima de los 41 grados, la temperatura máxima de almacenamiento.

“Había suciedad en los equipos para preparar los alimentos que estaban expuestos a los elementos”, dice el reporte. “Se observó equipos de jugos guardados afuera”.

“Las paredes y las azoteas del perímetro no protegen de forma efectiva el establecimiento contra la contaminación ni de la entrada de plagas. El establecimiento no tenía puertas para resguardar de forma apropiada el área de servicio de alimentos, ya que estaba completamente abierta, sin ninguna protección”, agrega.

“El área del piso tenía agua estancada”.

Este Palacio no pasó la reinspección del viernes, y se le dio una extensión hasta el sábado para solucionar los problemas.

 

Fuente: El Nuevo Herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *