03 May / 10:11 am

Cambios en equipo legal de Trump indican mayor dureza

La Casa Blanca anunció la contratación del abogado Emmet Flood el miércoles tras revelar la renuncia de Ty Cobb, quien durante meses fue el hombre de punta del gobierno en su trato con el fiscal especial Robert Mueller

-A +A
Presidente Donald Trump habla con la prensa en la Casa Blanca, Washington, 1 de mayo de 2018. (AP Foto/Carolyn Kaster)

Por CHAD DAY y ERIC TUCKER, Associated Press
WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump contrató al abogado que representó a Bill Clinton durante su proceso de impugnación, un anuncio que revela que la Casa Blanca se inclinó por un enfoque más audaz frente a la investigación de un fiscal que ha alcanzado un nivel crítico.

La Casa Blanca anunció la contratación del abogado Emmet Flood el miércoles tras revelar la renuncia de Ty Cobb, quien durante meses fue el hombre de punta del gobierno en su trato con el fiscal especial Robert Mueller.
Es el cambio más reciente en un equipo legal que busca elaborar una estrategia para proteger al presidente de los peligros legales y políticos que lo acechan cuando la investigación de Mueller sobre la injerencia rusa en la campaña de Trump está a punto de cumplir un año.
La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo que Cobb analizó su decisión durante semanas y que se retirará a fin de mayo, en tanto que Flood se sumará al equipo que “representa al presidente y al gobierno contra la cacería de brujas rusa”.
“Agradezco profundamente al presidente y el jefe de despacho por esta oportunidad de servir a mi país”, dijo Cobb a The Associated Press el miércoles por la noche. “Ha sido un honor y confío en que el asunto quedará en buenas manos con Emmet Flood”.
La sustitución de Cobb por Flood sería reflejo de una posición más enérgica hacia el equipo de Mueller. Los abogados de Trump debaten si conviene que el presidente acepte voluntariamente someterse a una entrevista con el procurador o bien se niegue, lo cual crearía la posibilidad de recibir una orden de comparecencia ante un jurado investigador.
Aunque no representa personalmente al presidente, Cobb ha sido el hombre de punta frente a los pedidos de Mueller de documentos y entrevistas, ha coordinado las negociaciones con los fiscales y colaborado estrechamente con los abogados de Trump. Ha exhortado a cooperar con la investigación con la esperanza de llevarla a un fin rápido y considera que su función está agotada tras las entrevistas de funcionarios activos y en retiro de la Casa Blanca con el equipo de Mueller.
En cambio Flood, que participó en la enconada batalla por la impugnación de Clinton hace 20 años, podría abogar por un enfoque más activo. Su firma, Williams & Connolly, una de las más prominentes de Washington, es famosa por el dinamismo con que defiende los intereses de sus clientes y tiene experiencia en batallas contra el gobierno. Ha representado a presidentes y altos funcionarios. Todo indica que conoce bien los poderes de la presidencia y que podría invocarlos a medida que avanza la investigación de Mueller.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *