11 Mar / 03:04 pm

Ben Rhodes asegura desde Miami: Cuba “cambiará” por sí sola y EE.UU. es un facilitador de esa transición

El asesor de la Casa Blanca aseguró que el Gobierno estadounidense seguirá abogando por la democracia y los derechos humanos en la isla

-A +A

El asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, dijo en Miami que Cuba va a “cambiar” por sí sola y que Estados Unidos apenas ayudará en ese proceso de transición.

Rhodes, que viajó a Miami para reunirse con el exilio cubano en Florida días antes del viaje del presidente Barack Obama a La Habana los próximos 21 y 22 de marzo, aseguró que Estados Unidos apenas es un “facilitador” de ese cambio.

El asesor de la Casa Blanca aseguró que el Gobierno estadounidense seguirá abogando por la democracia y los derechos humanos en la isla.

BenRhodes

Rhodes aseguró que tras la normalización de las relaciones diplomáticas entreCuba y EE.UU., este último está en una “mejor posición” y que esto ofrece una oportunidad para mejorar los derechos humanos en la isla y una apertura comercial y de conectividad, entre otros.

Explicó que Obama se reunirá durante su viaje con personas de la disidencia y apuntó que el movimiento opositor Damas de Blanco es del tipo de organizaciones a las que la embajada estadounidense en La Habana enviará invitaciones, aunque no confirmó que lo hayan hecho todavía.

Opositores en Miami denunciaron una falta de claridad del Gobierno estadounidense a la hora de precisar con quiénes de la disidencia se va a reunir el presidente Obama tanto en la isla como en Miami.

Sin embargo, el funcionario estadounidense dijo que hoy se reunirá con la disidente cubana Martha Beatriz Roque, que se encuentra estos días en Miami después de recibir permiso por parte del Gobierno cubano para salir del país una sola vez.

El asesor del presidente explicó que su objetivo es que el grupo de disidentes con los que se reunirá Obama represente diversas voces y que este incluya los que apoyan la reanudación de las relaciones y el fin del embargo como aquellos que rechazan esta normalización, pues, indicó, “de las críticas también se aprende”.

Reconoció que la Administración Obama no se hace “ilusiones” de que se acaben las tensiones entre los dos países, pero sí consideró que esta apertura contribuirá a defender los derechos humanos.

Rhodes confirmó que hay restricciones para que la prensa de Miami viaje a la isla para cubrir la primera visita de un presidente de EE.UU. a Cuba en 88 años, pero dijo que están trabajando para lograr levantar esa limitación.

El asesor explicó además que las conversaciones empezaron en 2009 con la iniciativa de liberar al contratista estadounidense Alan Gross, que finalmente fue devuelto a EE.UU. el 17 de diciembre de 2014, fecha en la que Obama y el presidente cubano,Raúl Castro, anunciaron la reanudación de las relaciones diplomáticas.

Obama estará en Cuba del 21 al 22 de marzo para reunirse con su homólogo cubano, aunque el mismo Rhodes ya adelantó esta semana que no está prevista una entrevista con el expresidente Fidel Castro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *