25 Nov / 04:57 pm

Autoridades federales vinculan el brote de E. coli en EEUU con las lechugas romanas producidas en California

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades le recomiendan a la población no consumir ningún producto que contenga lechuga romana -en todas sus presentaciones- cultivada en la región de Salinas, California, pues ésta podría ser el origen del brote que ha infectado a 40 personas en 16 estados del país.

-A +A
Foto AP

Las autoridades federales de salud vincularon el actual brote de la bacteria Escherichia coli en 16 estados de EEUU con las granjas productoras de lechuga en el norte de California.

Sin mencionar una marca en específico, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) informaron que los resultados de su investigación sobre el brote de E. coli, que hasta el momento ha infectado a 40 personas, rastrearon el origen de la bacteria hasta las lechugas romanas producidas en Salinas, California.

“Con base en nueva información, los CDC están recomendando a los consumidores no comer lechuga romana cultivada en la región de Salinas, California. De igual forma, le pedimos a las tiendas minoristas no colocarlas en sus estantes”, informó la agencia federal a través de un comunicado.

El nuevo anuncio se da menos de 24 horas de que la empresa Missa Bay LLC, en Nueva Jersey, retirara del mercado más de 75,000 libras de productos de ensalada debido a una posible contaminación con la bacteria. Esa decisión se tomó gracias a que el Departamento de Salud de Maryland identificó el E. coli en un paquete de ensalada que se recogió de la casa de una persona infectada.

La alerta del los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades incluyen todos los tipos de lechuga romana cultivadas en Salinas, California, tales como las cabezas de lechuga, corazones de lechuga, paquetes de lechuga en trozos y ensaladas mixtas que contengan lechuga romana, incluyendo las ensaladas César.

Las autoridades recomiendan que, si tiene lechuga romana en casa, revise todas las etiquetas en busca de la palabra “Salinas”: si la encuentra, debe tirar el producto de manera inmediata, al igual que el resto de los alimentos con los que tuvo contacto. Si la lechuga no cuenta con etiquetas, la recomendación es no consumirla.

El brote de la bacteria

Las autoridades federales tienen registros de 40 personas infectadas con una cepa de la bacteria Escherichia coli conocida como O157:H7 en 16 estados de EEUU: Arizona, California, Colorado, Idaho, Illinois, Maryland, Michigan, Minnesota, Montana, Nueva Jersey, Nuevo México, Ohio, Pennsylvania, Virginia, Washington y Winsconsin, este último el más afectado con 10 casos.

De momento 28 de esos pacientes han tenido que ser hospitalizados debido a los síntomas y 5 de ellos han desarrollado Síndrome urémico hemolítico, una enfermedad que se caracteriza por insuficiencia renal, anemia hemolítica y defectos en la coagulación.

El CDC explicó que sus análisis epidemiológicos concluyeron que la lechuga de la región de Salinas, California puede esta contaminada con la cepa O157:H7, pero por ahora no han identificado a alguna granja o productor en específico.

“Las secuencias del genoma revelaron que la cepa de E. coli encontrada en la lechuga que fue sometida a análisis por el Departamento de Salud de Maryland está relacionada con el tipo de E. coli detectado en las personas que se han enfermado durante este brote. Esa lechuga romana fue cultivada en la región de Salinas, California”, alertaron los CDC.

La mayoría de los casos vinculados a este brote de E. coli fueron registrados entre el 24 de septiembre y el 10 de noviembre de 2019, y las edades de los pacientes van desde los 3 años hasta los 89. Además, 66% de los infectados son mujeres.

 

 

Fuente: Univision

Volume 90%
TVG

¿Cómo saber si estás infectado de la bacteria E. Coli? Un especialista explica los síntomas

Los síntomas del E. coli

La Escherichia coli es una bacteria que se encuentra de forma natural en el ambiente, comidas e intestinos de personas y animales. La mayoría son inofensivas, pero hay algunos tipos que pueden causar enfermedades y que pueden transmitirse por la comida, agua contaminada o contacto con animales o personas infectadas.

Los síntomas de la infección por E.coli varían de persona a persona, pero por lo general incluyen dolor abdominal, diarrea (con sangre en la mayoría de los casos) y vómitos. Algunas personas también pueden presentar una fiebre baja (no más de 38,5 grados).

Por lo general, la persona infectada empieza a sentirse mal tres o cuatro días después de comer el alimento con la bacteria. Sin embargo, la enfermedad puede manifestarse hasta 10 días después del consumo, según explican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

PUBLICIDAD

Los CDC advierten que entre 5% y 10% de los pacientes diagnosticados con esta infección sufren complicaciones en los riñones (síndrome urémico hemolítico). Algunas pistas de que puede haber una complicación de este tipo son orinar muy poco, cansancio extremo y presentar un color rosado en las mejillas. En este caso, es posible que se requiera hospitalización porque los riñones pueden dejar de funcionar.

La mejor forma de prevenir el contagio es lavándose las manos con frecuencia, asegurándose de limpiar muy bien los vegetales y frutas que se compran y cocinando bien las carnes (revisar siempre con un termómetro de comida que la temperatura interna de la carne sea la recomendada). Nunca use el mismo cuchillo con el que pica la carne cruda para picar vegetales u otros alimentos y evite el consumo de productos no pasteurizados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *