11 Feb / 10:01 am

Alcalde de Miami Beach busca detener venta de alcohol después de las 2 a.m. durante el ‘Spring Break’

-A +A

Después que su predecesor no pudo cambiar el horario de venta de alcohol en Ocean Drive, el alcalde de Miami Beach Dan Gelber dijo que está tomando un enfoque más mesurado para cambiar la imagen de “todo vale”y de “fiesta todo el día” que tiene South Beach y limitar la venta de alcohol durante las vacaciones de primavera.

Gelber propuso las 2 a.m. para limitar la venta de alcohol alrededor del popular distrito de entretenimiento de la ciudad durante 17 días en marzo durante el receso de primavera.

En la actualidad, según la ley, la última llamada es a las 5 a.m. en toda la ciudad.

“Esto es moderación, no una reacción exagerada”, le dijo Gelber al Miami Herald. “Para decirlo de una forma clara: la situación actual es absolutamente inaceptable”.

Las siguientes áreas se verán afectadas por la reducción de horas que se propuso: Ocean Drive; Collins Avenue y Washington Avenue desde la calle 5 hasta la 16, y el área restante entre Pennsylvania Avenue y Collins Court, desde la calle 5 hasta la 16, incluyendo a Española Way.

La reducción de horas, que está fijada comenzará el 6 de marzo y durar durante 17 días, solo afectaría la venta de alcohol en sitios como bares y restaurantes. Ya la venta de cerveza y vino en supermercados y otras tiendas, así como la de bebidas fuertes en licorerías cerca del distrito de entretenimiento debe detenerse a las 8 p.m.

La propuesta se discutirá en la Comisión de Miami Beach el miércoles para una votación preliminar. De ser aprobada en concepto, lo más pronto que la resolución sería aprobada oficialmente sería en la reunión de la comisión del 26 de febrero.

Para adaptarse a la propuesta de Gelber la administración de la ciudad le pidió a la comisión que ampliara los poderes de emergencia del administrador de la ciudad Jimmy Morales a partir de 72 horas para de este modo poder incluir todo el mes de marzo , y aprobar una lista de medidas de “alto impacto en ciertos períodos”.

Entre las medidas propuestas está suspender todas las operaciones de los cafés en las aceras en torno al distrito de entretenimiento y cerrar Ocean Drive y partes de Española Way al tráfico vehicular algunos días de la semana durante este mes.

Con el fin de “rebautizar” la reputación de Miami Beach como destino de las vacaciones de primavera, la administración de la ciudad propuso también llevar a cabo un festival que duraría un mes a lo largo de seis cuadras del Parque Lummus en South Beach.

Las quejas sobre el escándalo de los vacacionistas provocó una reunión de emergencia de los funcionarios de la ciudad durante las vacaciones de primavera del año pasado.

Gelber dijo que su propuesta es más “mesurada” que la que en 2017 hizo el entonces alcalde Philip Levine para limitar la venta de alcohol durante todo el año. La mayoría de los votantes rechazó una iniciativa de boleta que fijaría la última llamada para la venta de alcohol a las 2 a.m. en Ocean Drive, desde la calle 5 a la 15.

Gelber señaló que recientemente se aprobó una ley que le prohíbe a promotores anunciar eventos en clubes o bares durante algunos períodos de mucho turismo, como las vacaciones de primavera, como una de las herramientas que tiene la ciudad para controlar a la muchedumbre durante este tipo de época.

Algunos intereses comerciales locales, como la Cámara de Comercio de Miami Beach, rechazaron de inmediato la propuesta, tras argumentar que dañaría a la industria turística que depende de las reservaciones de hotel en marzo.

“Todo el mundo estaba de excelente humor después que se había celebrado el Super Bowl de una manera tan tranquila”, dijo Lynne Hernández, directora regional del sur de la Florida para la Asociación de Restaurantes y Hoteles de la Florida. “Todo está yendo tan bien. Vamos a no echarlo a perder”.

Hernández dijo propuesta no obtendría los resultados que la ciudad imagina, y poner en marcha una nueva ley poco antes del mes más intenso del año le enviaría un mensaje negativo a los turistas.

“Evidentemente queremos que la comunidad esté segura”, agregó. “Lo único de todo es que la propuesta nos parece un poco precipitada”.

En una carta dirigida al alcalde y a los comisionados con fecha de 5 de febrero, los directores de la Asociación de Ocean Drive, la Cámara de Comercio de Miami Beach y la Washington Avenue Business Improvement District dijeron que parar la venta de alcohol a las 2 a.m. podría alejar de la ciudad a los asistentes del Festival de Música Ultra.

Aunque reconocen que los vacacionistas han provocado problemas de seguridad pública, los líderes comerciales dijeron que la prohibición de bebidas alcohólicas no va a acabar con la mala conducta. Lo que, por el contrario, recomiendan es limitar los puntos de entrada a los peatones en Ocean Drive y desalentar la formación de grandes multitudes por la ciudad mediante programas y tácticas policiales.

“La seguridad pública y el problema del control de la muchedumbre es algo que está presente a todas horas del día y de la noche”, dice la carta. “Por consiguiente, enfocarse en el período después de las 2 a.m. es ilógico”.

 

 

Fuente: El Nuevo Herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *