16 Ene / 10:27 am

131 posiciones de la policía Miami-Dade van a ser eliminadas.

René Pedrosa, periodista investigativo entrevistó al director de la policía Jim Loftus. Dialongando en el estudio con Félix Guillemo la teniento Rosanna Cordero Stutz y el oficial Richie Pérez.

-A +A

René Pedrosa, reportero investigativo: “El viernes comenzaron a llegar las cartas de despido en la policía de Miami-Dade. El sábado por la tarde tuve la oportunidad de entrevistar al director de la policía de Miami-Dade, Jim Loftus. Él estaba visiblemente enojado, frustrado por lo que estaba sucediendo, y no es nada fácil porque 131 posiciones de la Policía de Miami-Dade van a ser eliminadas. 118 personas van a ser despedidas y 41 oficiales van a recibir algún tipo de degradación. Es un momento bastante difícil, hay varios distritos que van a ser afectados, por ejemplo de Distrito North Side, que va a tener 28 oficiales menos, el Distrito Sur alrededor de 23. Nos dijo que se van a enfocar en solamente en las llamadas de emergencia. Hay ciertas unidades que van a ser casi desmanteladas”.

Teniente Rosanna Cordero Stutz: “Obviamente es un tiempo muy difícil para nosotros. Tememos como personas, tememos como padres, esposos, esposas, queremos hacer este trabajo y lo hacemos no solamente por el cheque, por un amor, un orgullo que uno siente al hacer este trabajo. Y ahora mismo es un tiempo difícil, tenemos que mantener unidos y tratar de seguir adelante hasta tratar de ver la luz el próximo día”.

“Desafortunadamente así es la organización, nosotros trabajamos para el condado, al final del día somos empleados de esta comunidad. Al final, los impuestos, las políticas, todo eso tenemos que ver, no hay manera de huir de eso. Nuestro trabajo diario no nos deja tener que preocuparnos por la política. Nosotros entendemos que no somos nosotros como personas y como empleados que estamos afectados, sino que hay muchísimas personas en el condado que están afectadas. Lo que pasa es que ahora mismo a nosotros nos ha afectado muchísimo”.

Oficial Richie Pérez: “Yo soy uno de los tres que hemos recibido las cartas. Obviamente de una unidad tan pequeña perder tres oficiales sería un caso tremendo, es posible que la unidad se desintegre por este motivo. Asó que no solamente el trabajo mío se ha perdido, también el trabajo de mis compañeros que trabajan en esta unidad, estarían en una posición que no van a estar trabajando juntos en la misma unidad, se va a reducir la cantidad de crímenes que podemos controlar, esa unidad no está funcionando como debe ser”.

“Nosotros vamos a las áreas de alto crimen y respondemos a las llamadas de emergencia, prioridades. Cuando no hay llamadas de emergencia y prioridades estamos en la calle, buscando drogas, buscando todo tipo de crímenes que los otros oficiales no pueden buscar mientras están respondiendo las llamadas. Siempre hay un proceso de prioridades en el departamento. Cuando uno llama al 911 te ponen en una línea de espera y si hay muchas llamadas esperando eso no da mucho tiempo para ir a buscar a criminales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *