22 Ago / 12:07 pm

El extraño mundo de las emociones

-A +A

inteligencia-emocional1

Inteligencia Emocional

Es frecuente que me inviten a dar charlas y presentaciones públicas para destacar la importancia de establecer una adecuada comunicación con nuestros hijos, el cómo y cuándo disciplinarlos, cómo apoyarlos para elevar su autoestima, ayudarlos a que se auto-controlen, evitar berrinches, etc. Temas que en muchas ocasiones, al ser padres, no tenemos la información suficiente que nos ayude para lograr una crianza funcional.

De entrada, te digo, que no estás solo, habemos muchos que vivimos situaciones frustrantes, tristes, de enojo, o miedo; así como situaciones de éxito, alegría y momentos de mucho amor; y es que esto de ser padre es como subirse a un sube y baja de emociones; y ¿entonces, si ni yo mismo a veces me entiendo, cómo puedo entender y ayudar a mi hijo?

En mi instituto “The Thinking Institute” tenemos un lema, que seguramente te dará la respuesta:
-No Hay Padres Ni Buenos Ni Malos, Hay Padres Educados O No Educados-

¡Así es!, no hay de otra que estudiar, prepararte, leer, reflexionar, practicar y volver a practicar… empezando con lo más importante: “Auto-conocerte”.
Y es aquí donde quiero introducirte al concepto de Inteligencia Emocional.
¡Hay mucho que profundizar sobre este tema!, y en este artículo trataré de solo puntualizar conceptos básicos, y poco a poco, iré detallando cada tema en los siguientes artículos, ¿te parece?

¿Qué es la Inteligencia Emocional?
La inteligencia emocional es la capacidad que tiene una persona para entender sus emociones y la habilidad de entender las emociones de otras personas. (Empatía)
La Inteligencia Emocional implica conocerse bien a sí mismo para poder relacionarse con los demás (autoconsciencia). La persona que tiene un alto grado de Inteligencia Emocional es capaz de resolver problemas y conflictos de manera eficiente y sana (autocontrol).
¿Para qué es importante la Inteligencia Emocional?
Los estudios demuestran que hay una correlación entre la Inteligencia emocional y lo siguiente:

  • Una buena autoestima
  • Un mejor desarrollo académico
  • Mejor comportamiento en la escuela
  • Mejor auto-control de las  emociones
  • Menos comportamientos de riesgo
  • Mayor actitud positiva frente a las dificultades
  • Menos estrés y ansiedad

Dicho lo anterior concluimos que los componentes relacionados con la Inteligencia Emocional son: el auto-conocimiento, la comprensión, la expresión de emociones, el control de impulsos, la tolerancia, el respeto, la capacidad de adaptación, la cortesía, la destreza para manejar conflictos y problemas y la habilidad social.

¿Si o no? Este es un tema fascinante.

¿Quién no quiere ser inteligente emocionalmente? Y más en estos tiempos donde hay tantos riesgos sociales, en donde el determinar lo correcto de lo incorrecto cada vez se dificulta más, en donde lo “normal” no siempre es lo funcional.

La capacidad emocional de tus hijos depende en gran parte de tu ejemplo, modo de crianza, diálogo emocional que desarrolles con ellos. La aptitud emocional no se puede mejorar de la noche a la mañana. El cerebro emocional tarda semanas y meses en cambiar sus hábitos, no horas y días. Para llegar a un buen nivel de inteligencia emocional requiere práctica.

– Disfruta la niñez de tus hijos e invierte tiempo en el bienestar de tu familia-

En nuestro siguiente artículo revisaremos un concepto básico de la Inteligencia Emocional: “Las Emociones Básicas y cómo expresarlas”.

Actividad Sugerida:
Por ahora te recomiendo que escribas en un cuadernito qué es lo que te hace enojar, ponerte triste, alegre, te da miedo y te emociona; identificando esas situaciones podrás identificar la forma en que lo expresas.

 

 

Por: Erika Monroy
Psicopedagoga
Psicóloga Clínica
Desarrolladora de Contenido Educativo Virtual
Directora de The Thinking Institute

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *