24 May / 10:49 am

¡Ichiro reloaded!

-A +A

A los 42 años Ichiro Suzuki parece ser más joven que nunca, su actuación bate en mano de la última semana ha sido simplemente sensacional, el nipón batea para 750 conectando 12 hits en 16 turnos, mientras sustituye a Christian Yellich en el jardín izquierdo de los Marlins.

Miami Marlins' Ichiro Suzuki holds off on a pitch during an exhibition spring training baseball game against the St. Louis Cardinals Sunday, March 8, 2015, in Jupiter, Fla. (AP Photo/Jeff Roberson)

40 hits le faltan para llegar a los 3.000, dos menos que el número que representa su edad, cosa que no dudo pueda lograr esta temporada. Pero Ichiro quiere más y su meta, más allá de los tres millares de hits, está puesta en la opción de los Marlins para el 2017 por dos millones dólares los cuales suenan muy razonables, a esta altura de la temporada por un bateador que presenta un insolente 417 de average.

Como primer bate en Miami, tras la suspensión por 80 partidos de Dee Gordon y la lesión de Yellich, Ichiro ha hecho lo que tiene que hacer… embasarse. Su porcentaje de embasado es de un meteórico 478 en 68 turnos, en los que sólo se ha ponchado tres veces, lo cual es poco menos que increíble.

No hay de que extrañarnos, el japonés tiene 7 lideratos de hits en las mayores, con 10 temporadas de 200 hits mostrando una consistencia en su trabajo tremenda, al lograr 8 lideratos de la liga americana de veces al bate.

Además con las dos bases  que se ha estafado en 2016 llegó a 500 en su carrera y si bien, nadie está esperando que logre grandes números en este apartado, su velocidad como primer bate, ayuda a conseguir esa base extra con el hit que lo encuentra en la inicial o le da ciertas facilidades para anotar desde segunda con conexiones de hit, con las que otros no llegarían a la goma.

El japonés es una chispa que enciende a un equipo en el que sólo Martin Prado y Marcell Ozuna están prendidos y que tiene que batallar con un bullpen que acaba con cualquier ventaja que dejen los abridores y en el que el único que asegura es A.J. Ramos en el cierre de los partidos.

La llegada de Barry Bonds a Miami ha traído algunas cosas buenas a los bates de los peces que son segundos en bateo y cuartos en porcentaje de embasado en la Nacional, algo bueno debe estar haciendo el “co-coach de bateo” en su primera temporada en Miami.

Nada le va a enseñar Bonds a Ichiro, pero el ambiente ofensivo en el equipo ha mejorado, cuando se acabe el slump que tiene Giancarlo Stanton es este momento, la productividad asociada a esa mejora en el bateo va a comenzar a producir, pero a pesar de los pesares y gracias, en buena parta a Ichiro, los Marlins juegan para más de 500 a estas alturas de la temporada.

 

Por: Broderick Zerpa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *