27 Mar / 06:10 pm

Los Marlins a competir en 2016

-A +A

YelichStanton

Los Miami Marlins la pasaron muy mal en el 2015, aunada a su excesiva juventud, una serie interminable de lesiones de sus más importantes baluartes, malogró la posibilidad de ser serios contendientes y los relegó a un tercer lugar divisional con un decepcionante récord de 10 partidos por debajo de los 500.

Miami arrancó la temporada sin su lanzador todo estrella José Fernández y la terminó sin el número dos de su rotación, Henderson Álvarez que ahora se encuentra en Oakland, además de perder a Giancarlo Stanton por más de media temporada y tener que bajar a las menores a su centerfielder regular, Marcell Ozuna por bajo rendimiento.

En el 2016 sólo enrocaron a Wen Yei Chen para ser el número dos de su rotación por Álvarez y entregan la necesidad de veteranía para compensar su exceso de juventud en dos coaches de jerarquía, el manager Don Mattingly, que viene de ser un dirigente ganador con los Dodgers y uno de los mejores bateadores de su generación y a Barry Bonds, el mayor jonronero de la historia y un bate de los más atemorizantes de la historia, para compartir sus conocimientos con los jóvenes peces, además de ser un excelente punto para el malogrado mercadeo de la franquicia.

Analicemos a los Marlins posición por posición:

Primera base: Justin Bour fue una la de buena cosas que le pasaron a los Marlins en el 2015, el joven de 27 años tiene una excelente dosis de poder, conectó 23 jonrones en 400 turnos, pero se poncha en demasía, 101 ponches son un grave problema para tenerlo en el medio de la alineación, más aun, cuando su defensiva no roza el promedio de la liga.

Segunda base: Dee Gordon es una superestrella con todas sus letras, el delgado camarero, lo hace todo en el béisbol, menos batear con poder. Es muy rápido hábil con el bate y de buen contacto, herramientas que Ichiro, podría muy bien a ayudar a crecer exponencialmente si se comunican en el clubhouse, además es uno de los mejores defensores de su posición y se entiende a las mil maravillas con Hechavarría.

Gordon

Campocorto: Adeiny Hechavrría es uno de los mejores campocortos defensivos de la actualidad, tiene buen alcance, es inteligente y veloz en l toma de decisiones, además su bate aporta mucho más de lo que cree la mayoría. Sólo que como octavo bateador en el orden no ve los lanzamientos que quisiera, por ellos sufre mucho su porcentaje de embasamiento.

Tercera base: Martín Prado es un excelente antesalista desde todo punto de vista, aunque su falta de poder, para la posición, lo saca de la ecuación del mejor tercera base de la liga, es una perfecto tercer bate para Giancarlo Stanton, que mueve a los corredores y que se embasa mucho cosa que el gigante bateador agradecerá mucho al venezolano.

Jardinero izquierdo: Christian Yellich ya ganó un Guante de Oro y su bate me impresiona, aunque no para ser tercer bate, sino segundo, mientras crece y termina de sacar el poder que se cree que puede llegar a desarrollar. Batear delante de Prado y Stanton debe ser un deleite, mucho más cuando te encuentras en segunda base muy seguido a Dee Gordon.

Jardinero central: Marcell Ozuna va a su último chance con los Marlins. Esto no lo ha dicho nadie, pero ya tengo 15 años cubriendo a los peces y sé cómo piensan, en todo caso, este es uno de los que me gusta realmente en este equipo, es una centerfield fino que puede conectar más de 30 vuelacercas y dar una lección  sus críticos.

Jardinero derecho: Giancarlo Stanton cada día aprende más del béisbol y eso lo acerca a ser una superestrella, su poder es incuestionable y lo vamos a disfrutar más con el acercamiento de las paredes del Marlins Park, es que no hay nadie que batee así. Ozzie Guillén comentó “este muchacho en cualquier momento mata a un pitcher o un tercera base” en relación a la contundencia de sus batazos y su fildeo mejor con el paso del tiempo y su aprendizaje del juego. Se ha lesionado por mala suerte en las dos temporadas anteriores así que su salud aún no está en entredicho como dicen los pájaros agoreros.

Receptor: J.T. Realmuto aún no me convence del todo y esto es normal, los receptores tiene mucho que aprender y este no es una superestrella, el respaldo de Mathis me gusta, aunque no batea. Bueno, J.T.  tampoco lo hace, aunque no es un out por regla.

Banca: Ichiro Suzuki busca sus 3.000 hits y aún le queda pólvora, aunque no puede jugar tanto tiempo como en el 2015. Chris Johnson, trae veteranía y eficiencia en las esquinas del infield. El venezolano Miguel Rojas es mucho mejor que casi todos los suplentes del infield en las mayores. Derek Dietrich puede jugar casi en todas partes y Jeff Mathis es un seguro en la conducción de los lanzadores y la defensa detrás del plato.

Rotación: José Fernandez, Wei Yei Chen, Tom Koehler, Jarred Cosart y Justin Nicolino son una rotación con mucho que demostrar, desde la salud de Fernández pasando por la adaptación de Chen, la capacidad de Koehler y Cosart de estar en el centro de la rotación y Nicolino, que merece estar allí.

JoseFernandez

Bullpen:  el golpe de la operación de Carter Capps es realmente duro para un bullpen que sólo tiene asegurado que A.J. Ramos es el cerrador. Esto es una interrogante, donde lo más o menos claro es que Mike Dunn sigue siendo un especialista zurdo al que batean y que Edwin Jackson podría ser el relevo largo.

En fin, estos son los Marlins que podrían estar peleando a final de la temporada un lugar como comodín, si pasa algo con los Nacionales o los Mets, de resto volverán a ser terceros pero con un récord mucho más respetable.

Por: Broderick Zerpa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *